Actualizado hace: 1 hora 35 minutos
Johnny Marcelo Toala Rivas
Renacer de la fuerza gremial

En el Gobierno de la Revolución Ciudadana los gremios perdieron su protagonismo, producto de las malas prácticas de sus dirigentes; se eliminó la obligatoriedad de la afiliación gremial, el uno por mil de la contratación de la obra en el caso del Colegio de Ingenieros Civiles del Ecuador, que les permitía solventar su accionar gremial y representación institucional.

Martes 28 Enero 2020 | 04:00

 En el Gobierno de la Revolución Ciudadana los gremios perdieron su protagonismo, producto de las malas prácticas de sus dirigentes; se eliminó la obligatoriedad de la afiliación gremial, el uno  por mil de la contratación de la obra en el caso del Colegio de Ingenieros Civiles del Ecuador, que les permitía solventar su accionar gremial y representación institucional.

Hoy vemos cómo el Colegio de Ingenieros Civiles de Manabí, CICM, lidera con valentía la defensa de sus agremiados y los intereses manabitas, con la denuncia pública por la supuesta falsificación de las garantías de la Empresa Mexicana TippMann S.A. que derivó en la adjudicación fallida del Hospital Básico de Pedernales. Tamaño perjuicio se evitó para Pedernales, que por años ha levantado una justa lucha por un nosocomio digno y de calidad.
La lucha gremial ha surgido efecto al ver que dos profesionales manabitas fueron los mejor puntuados de 23 ofertas presentadas por empresas nacionales e internacionales en el informe de la comisión técnica designada por el Secob. La adjudicación recayó en el Consorcio Pedernales – Manabí, conformado por dos eminentes profesionales manabitas, el Ing. Johnny Temistocles Toala Higaldo y el Ing. José Leonardo Véliz Saltos,  con vasta  experiencia específica destacada en su participación en la construcción de los hospitales de Especialidades de Portoviejo, estándar de Esmeraldas, básico de Chone y demás obras emblemáticas del país, que les permitió sobresalir con la mejor propuesta técnica y económica y así garantizar una construcción responsable del Hospital de Pedernales.
Se hizo justicia para los profesionales manabitas, ya que cuando han sido los adjudicatarios las grandes compañías y transnacionales, terminan subcontratando con empresas locales, es decir son las manos manabitas que terminan haciendo la obra, pero en la contratación principal siempre se ha impuesto el gran capital. En su año de gestión el CICM ha recuperado su liderazgo, defensa gremial, institucionalidad y capacidad fiscalizadora.
Lo mismo con el Colegio de Abogados de Manabí y la Asociación de Abogados de Portoviejo presididos por los ilustres Ab. Jonny Gustavo Mendoza Medina y  Ab. Giorgi Frank Gorozabel Intriago respectivamente; impulsan la construcción del Palacio de Justicia de Portoviejo, obra tan anhelada por nuestra comunidad, adjudicada el 8 de octubre del 2019, sin embargo no inician los trabajos de construcción. ¡¡Venceremos!!
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala