Actualizado hace: 2 horas 17 minutos
Enrique Delgado Coppiano
Robustecer el IESS

Sábado 18 Enero 2020 | 04:00

En los actuales momentos que vive el país, donde dicen encuestas que casi cinco millones están sin un trabajo fijo y estable, la atención en salud se convierte en la prioridad uno que debe ser atendida, y aquí juega papel importante el IESS, organismo que durante ya muchos años viene atendiendo este campo, al que se añadió la atención a los hijos de afiliados, justa prestación que fue muy bien recibida; mas, en los años del correísmo se eliminó el aporte del Estado al IESS, justamente en la entrega del 40 %  para atender en salud, y esto ha sido un escollo muy severo que el IESS ha tenido que afrontar, tanto en la atención ya señalada, como en la creciente demanda de afiliados y jubilados que requieren atenderse normalmente en sus problemas salubrísticos.

Numerosas colas se forman en la ventanilla de atención y las respuestas son: “No hay turnos disponibles, debe usted regresar”, y así van pasando los días en que se agravan los malestares de cada paciente que tiene el legítimo derecho de recibir atención del organismo al que aportó por muchos años para, justamente, preservar su salud y existencia.
En este caso, el Gobierno Central tiene que prestamente entregar al IESS los fondos que permitan pagar sueldos y salarios a los que deben atender al afiliado y el abastecimiento de la medicina requerida, desde luego, en parámetros considerados normales. El cumplimiento de estas acciones no puede esperar, tiene que ser rápido y eficiente ya.
En el caso de la zona norte de Manabí ya hemos demostrado con suficientes elementos la necesidad urgente de establecer un moderno hospital del IESS en Chone, que cubriría justamente los cantones cuyos actuales afiliados pueden acceder con mayor facilidad a su derecho inestimable de contar con una pronta y buena atención a su salud, evitando largos y distantes viajes hacia otro centro médico donde siempre reciben también la respuesta de “no hay turnos disponibles”. 
Todas las entidades públicas y de elección deben perurgir ante los estamentos respectivos del Gobierno la justa demanda de quienes, durante largos períodos de su vida, sirvieron a la nación, con su aporte en todo sentido, y se ganaron el derecho de que su salud sea bien atendida hasta que el Ser Superior lo permita. 
Así lo esperan quienes se acercan continuamente a requerir un turno para garantizar unos días más de su salud.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala