Actualizado hace: 21 minutos
Alfredo Saltos Guale
Gremios profesionales

Sábado 14 Diciembre 2019 | 04:00

La colectividad nacional otorga una  alta credibilidad a las asociaciones profesionales de todas las disciplinas, muchas denominadas colegios, que cumplen multifacéticas funciones en beneficio del país; de ellas no son ajenas los colegios de ingenieros agrónomos, que funcionan en casi todas las cabeceras provinciales, tal el caso  del Colegio de Ingenieros  Agrónomos de Manabí, de una larga vigencia e históricas realizaciones, que acaba de posesionar a su nuevo presidente democráticamente electo, luego de un período de consolidación institucional, dignidad recaída con todo merecimiento en el Ingeniero Jimmi Miranda.  

Los profesionales de esta rama han tenido a lo largo del tiempo un proceso de superación paralelo al desarrollo de la actividad, fijándose como objetivos impulsar acciones públicas y privadas para alcanzar alta productividad de las cosechas y mejoramiento ganadero con miras a cumplir el gran reto impuesto por la humanidad, que es abastecer de alimentos sanos sin afectar el equilibrio  medio ambiental, cuando la naturaleza se encuentra seriamente amenazada y ya afectada por variaciones climáticas provocadas por la misma población, de las que el mundo se ocupa cada vez con mayor intensidad.
Pero los colegios de graduados en ciencias agrarias no deben dejar de lado un elemento fundamental para la vida y crecimiento del sector, es de ejercitar la capacidad crítica contra las políticas estatales que nunca se aplicaron o que resultaron ineficaces, como  es el ejemplo más notorio lo que acontece con el valioso puntal que sustenta el avance agrario, que es la investigación, que ocupa el último lugar de la preocupación  pública en Sudamérica, en gran medida por el escaso o insuficiente apoyo muy por debajo del mínimo requerido del 1% del PIB agrario. Tampoco  los aportes privados son significativos.
Siempre será escuchada la opinión del  Colegio de Manabí, de  una provincia irredenta en su manifestación agrícola cuando es la más caracterizada por exhibir la mayor superficie de cultivos y presencia ganadera de indiscutible valor, que no ha sido atendida como se merece, exigiendo dedicación pública para volver eficientes y utilizables los grandes proyectos de contención de agua, sin claros planes de irrigación, que de hacerse reales provocarían una riqueza con proyección a todo el territorio  nacional.
Celebramos la designación del Ing. Miranda y auguramos para él y la flamante directiva que secundará su gestión el mayor de los éxitos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala