Actualizado hace: 7 horas 16 minutos
Jaime Alcívar Intriago
Literatura narrativa y académica

Domingo 01 Diciembre 2019 | 04:00

806 libros se lograron publicar entre 1960 y el 2017 en la provincia de Manabí, esto quiere decir que se han impreso un promedio de 14,14 libros por año en nuestro territorio.

Estos datos fueron obtenidos durante una investigación realizada en el 2018 y publicados en la Revista REHUSO de la Universidad Técnica de Manabí, en el 2019. Aparentemente se observa que la producción de textos ha sido uniforme, sin embargo, en estas cifras se debe analizar dos aristas. Primero, que hay que diferenciar la tipología, ya que hay libros que son de narración y otros académicos. 
Los libros de literatura narrativa son los que incluyen: las novelas, ensayos, cuentos, leyendas, textos expositivos e informativos, fábulas y relatos; cargase también a esta lista, los textos líricos, de gran impacto en Manabí en décadas anteriores. Increíblemente es de destacar que los libros de esta categoría son los más referenciados en bibliotecas mundiales y es de exponer, que en el top ten de estos libros, siete de sus autores no son académicos, sino literatos y escritores del pueblo, vinculados a la cultura.     
Los libros académicos son los que fueron revisados por pares científicos, avalados por editoriales académicas y aceptados por la Senescyt a través del Consejo de Aseguramiento de la Calidad de la Educación (CACES). En Manabí estos libros comenzaron a publicarse con un claro despunte a raíz de las temidas evaluaciones académicas que promoviera el “correato” y así tenemos el ejemplo, que las universidades en nuestra región, publicaron el año pasado, nada más y nada menos que 73 libros, publicaciones de las cuales, la ULEAM tiene más del 50 % con sus 38 libros científicos colocados en las plataformas virtuales en el año 2018 (CEL, 2018).    
El otro análisis se desprende por la correlación de la producción cuantitativa, ya que se observa, que el incremento sólo se debió, a que los libros académicos puntúan a las universidades, por ende, tienen que publicar virtual y masivamente. En cambio los libros narrativos impresos en formato físico, han disminuido su producción dramáticamente.
Penoso es el caso de Portoviejo, que desde el año 2017 al presente, sólo se han publicado 5 libros reconocidos con sello editorial e ISBN. Éste lesivo decrecimiento se debe a que las instituciones encargadas de velar por el desarrollo cultural literario provincial, no han publicado, ni auspiciado libros, por aquello, los escritores nos hemos convertido en verdaderos jinetes de la cultura, errantes y desguarnecidos, en una guerra de aculturación que busca desaparecer el libro.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala