Actualizado hace: 4 horas 18 minutos
Editorial El Diario
La libertad de expresión aún sufre restricciones

Pese a que el Gobierno se ha pronunciado a favor de la libertad de expresión, las restricciones para el acceso a la información continúan, sobre todo en el sector público. Este problema no afecta solamente a la actividad de los periodistas, sino también a los ciudadanos, tanto a quienes acuden a las entidades en busca de información de su interés, como a los que buscan conocer a cabalidad lo que ocurre a través de los medios.

Domingo 25 Agosto 2019 | 04:00

Negar información se ha vuelto una actitud frecuente. En ocasiones, los funcionarios aseguran no tener autorización para hablar con la prensa, debido a que las vocerías están a cargo de burócratas ubicados en posiciones más altas. En otras, se niegan directamente aduciendo reservas que no están contempladas en las leyes, o se vuelven inaccesibles a la prensa. Lo mismo ocurre con requerimientos hechos a título personal por ciudadanos.
Por principio jurídico, la información pública debe ser transparente y estar a disposición de los ciudadanos, excepto la que, por su naturaleza, deba ser clasificada como reservada.
Las instituciones deben mantener actualizada en su página web la información que está contemplada como pública; sin embargo, no se cumple en todos los casos.
Las trabas al acceso a la información deben terminarse. El Gobierno debe imponer en sus entidades su posición de respeto a las libertades individuales.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala