Actualizado hace: 7 minutos
La cultura y el arte
La cultura y el arte
Por: Jaime Enrique Vélez

Viernes 23 Agosto 2019 | 04:00

Cultura literalmente significa cultivo, crianza y también la aceptamos en nuestras actividades como el conjunto de conocimientos que nos permiten desarrollar un juicio crítico.

 Cultura literalmente significa cultivo, crianza y también la aceptamos en nuestras actividades como el conjunto de conocimientos que nos permiten desarrollar un juicio crítico.

La cultura se encuentra en todos los actos y hechos en nuestro diario vivir. Nuestro comportamiento social y personal es el reflejo de nuestra cultura, acopiando en ella el saber, la erudición, la sabiduría, la ciencia, la sapiencia que deben ser los niveles o normas de conducta que se amalgamen para nuestro transitar vivencial.
En el entorno de nuestras vidas, a veces sin notarlo, debemos mostrar cultura, no solo la intelectual, también la urbana. Honrar y socorrer a los ancianos, no ser ruidosos, cuidar los bienes públicos, no botar basura a la calle, no denostar al prójimo, respetar las señales y ordenamientos viales y las indicaciones de no agredir el ambiente, entre muchas otras, deben ser el natural proceder del talante, estilo, educación, costumbres que revelemos en nuestro cotidiano convivir y con seguridad viviremos en una sociedad más justa.
Dentro de lo cultural está el arte entendido como la bella expresión humana en pinturas, esculturas, arquitecturas, música. El deporte en su más sublime expresión es considerado un arte. Desde la creación de la raza humana, la historia universal está repleta de artistas como Beethoven, Dante, Leonardo da Vinci, Chopin, Salvador Dalí, Rubén Darío, Pedro Calderón de la Barca, Shakespeare, Miguel Ángel, Renoir, El Greco, Jean Paúl Sartré, Simone de Beauvoir, Fernando Botero, García Márquez, Oswaldo Guayasamín y sumados a ellos una legión de hombres que entregaron a la humanidad sus artes y culturas, sin olvidarnos del más grande arquitecto y autor del universo, nuestro Supremo Creador.  
En nuestro medio el aspecto cultural no está en su mejor momento, el organismo rector no recibe el apoyo económico y logístico del Estado para propender que realice sus actividades naturales de manera prolífica y normal. Recuerdo que en años pasados en Portoviejo se presentaban grupos y estampas teatrales en las que el público llenaba los escenarios, lo que nos da a entender que sí existe la aptitud, el talento, la capacidad y la querencia para el teatro y la escenografía.
El tiempo inexorable transcurre y a la capital manabita la siguen engañando con la construcción de su teatro que tanto anhela. Funcionarios falsarios, arlequines y marionetas de los gobernantes de turno han jugado cruelmente con nuestros sueños y los actores y teatreros seguirán mostrando su arte en las plazas, parques y calles de la ciudad.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: