Actualizado hace: 6 minutos
Arroz verde y arroz calentado
Arroz verde y arroz calentado
Por: René de la Torre

Jueves 20 Junio 2019 | 04:00

Arroz Verde fue el membrete que se organizó en el Gobierno de la “década ganada” para recibir contribuciones, dineros (que unos llaman propinas y otros coimas).

 Esos valores se recibían, según versiones que se ha recibido en la Fiscalía, para campañas electorales y otros menesteres. 

“Arroz Verde” ha movido el tablero político en diferentes direcciones, y ahora hay detenidos y escondidos. Algunos de los implicados dan pistas a donde fueron a parar esos dineros, otros dicen no saber nada y repiten el juego de antaño, el florón de mis manos ya pasó.
En otros lugares del país “tramitón el invisible” también organizó el juego del florón con el membrete de arroz calentado. Como “tramitón el invisible” tiene el don de la ubicuidad, a veces opera en las alturas del Poder Público y otras veces en los GAD, Gobiernos Descentralizados. No olvidar que “tramitón el invisible” hizo gestiones ante el exalcalde de Chone para que se contrate una avenida, que de la ciudad de Chone iba al puente El Olimpo. El negocio se ahogó porque el exasambleísta Ricardo Zambrano Arteaga reclamó por la prensa y dijo que había otras obras prioritarias en el cantón Chone  y que el proyecto era excesivamente caro, la polémica se desató y la recogió la prensa manabita. Para que las aguas se aquietaran, el señor exalcalde se vinculó al Gobierno de la época y todo quedó en calma.
En otros Gobiernos Autónomos Descentralizados, como el de Jaramijó, “tramitón el invisible” promocionaba reparto de tierras, mostrencas y ajenas para beneficiar a la jorga, y también se afirmaba que los modestos beneficios eran para campañas electorales y paseos vinculados. “Tramitón el invisible” también se vinculó en algunas obras de la reconstrucción de Manabí.
Las campañas electorales siempre han demandado gastos y dinero para auspiciar candidatura de elección popular, pero en el siglo pasado los candidatos aportaban, contribuían con dineros propios, y la colaboración personal de sus partidarios.
Arroz verde y arroz calentado demuestran que cuando las aportaciones para la campaña son cuantiosas, los contribuyentes esperan recompensas de los triunfadores, y esas recompensas se las cobran al pueblo que auspició a los triunfadores y a los perdedores. Los procedimientos indebidos  de arroz verde y arroz calentado deben ser investigados al amparo de la ley, sin rencor, sin abusos, sin represalias, de tal manera que el pueblo, la comunidad conozca a los que predican una cosa y hacen otra, a los que invocan la Ley para burlarse de la ley.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: