Actualizado hace: 8 minutos
Isidro Alcívar Vera
Nueva visión del turismo

En días pasados leía una entrevista realizada al nuevo alcalde de Manta Agustín Intriago, donde claramente se aprecia la preocupación frente al desarrollo de la ciudad, pero lo que más captó mi atención fue la pregunta ¿cómo va a complementar la matriz productiva? Respondiendo que, entre la industria de alimentos, potenciar el emprendimiento, las pymes y corredores comerciales; hizo énfasis “en lo que tenemos de frente, el turismo”, que en palabras del alcalde, debe verse como una industria seria, que necesita que todos sus elementos se articulen para que funcionen bien.

Miércoles 15 Mayo 2019 | 04:00

Tomando esas palabras, es necesario exponer aspectos en torno a la “industria sin chimenea”, como erróneamente se conoce al turismo. Hablar de industria implica maquinarias, producción a gran escala, procesos automáticos, piezas y demás, el turismo es meramente un fenómeno social vinculado a la interacción entre sujetos. En caso de que el turismo fuere una industria, no sería sin chimenea, sin chimenea alude a la no contaminación. Cuando se realiza algún tipo de actividad turística, ejemplo: al hacer uso de una habitación de hotel, se consume agua, se generan desechos y se utiliza energía eléctrica, hablar del turismo como industria sin chimenea, es una idea falsa que nos han vendido con el mecanicismo del siglo pasado y la producción fordista.
En este espacio lo dije hace unos días “…el turismo como fenómeno social tiene como eje de su desarrollo al ser humano, por ende, es desde ahí donde deben empezar su trabajo, con los actores locales”. Es necesario planificar lo que se va a hacer, si bien es cierto que la planificación puede tener un costo político, pero los dineros de la Dirección de Turismo serían mejor invertidos, dejando de lado las viejas estrategias de conciertos  y similares, que únicamente atraen “excursionistas”, pese a tal costo de no presenciar pomposos eventos, los dineros deben ser invertidos en el empoderamiento de los actores en la escena turística y el desarrollo de productos turísticos comunitarios y sostenibles.  
Nada es fácil en un comienzo, pero es hora de preocuparse por atraer turistas los 365 días del año y no solo en feriados. El potencial turístico de Manta se encuentra en las zonas rurales y sus recursos de índole natural, además de su patrimonio cultural intangible, así como sus recursos arqueológicos por los cuales no se ha hecho nada, y mucho menos han sido aprovechados turísticamente. 
El turismo de sol y playa y grandes hoteles es una oferta que genera considerables rubros monetarios, pero no es un segmento al que todos los turistas puedan acceder, es por ello que se vuelve necesario diversificar la oferta y apuntar por un tipo de turismo más accesible, pero que a la vez genere dinero, que beneficie a las comunidades y les ayude a precautelar sus recursos. Debemos apuntar hacia el turismo en las zonas rurales, a través del turismo comunitario y vivencial. Me parece acertado que el alcalde apunte hacia esa buena dirección; el turismo. 
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala