Actualizado hace: 5 horas 23 minutos
Manta
Hombre muere en altamar

Un tripulante del buque pesquero Marta Lucía murió en un confuso accidente marítimo registrado en aguas internacionales.

Miércoles 06 Febrero 2019 | 04:00

Alejandro Anchundia, de 35 años de edad, falleció el sábado frente a las costas de Perú, y ayer en la madrugada llegó su cadáver al puerto de Manta. 

Anchundia vivía en el barrio Altagracia, en Manta.
La fiscal Ginger Mesías realizó el levantamiento del cadáver y dispuso que lo trasladaran a la morgue para la autopsia.
“Los restos del tripulante fueron traídos por la embarcación ‘Marta Lucía’, cuya nave es de bandera colombiana. Ahora la Fiscalía impulsará una investigación para conocer las causas de su muerte”, expresó Mesías.
Accidente. Martha Anchundia informó que su hermano trabajaba para una empresa naviera que presta sus servicios al barco Marta Lucía, y cumplía las funciones de ayudante de cocina.
Ella se enteró de la muerte a través de un representante de la naviera, quien acudió a su hogar a informarle que su hermano se había ahogado. 
“Ahora tenemos muchas dudas, porque el resultado de la autopsia establece que murió por un golpe que recibió en la columna
vertebral”, expresó.
La muerte supuestamente ocurrió cuando Alejandro ingresó al agua a sacar de la red a varios delfines, y mientras realizaba aquellas maniobras habría sido golpeado por un cetáceo.
Denuncia. “Mi hermano era ayudante de cocina, pero aparte cumplía funciones de buzo dentro del barco”, expresó Anchundia.
El abogado Olmedo Palma representa a la familia del tripulante y manifestó que ha presentado una denuncia en la Fiscalía para que se investigue este hecho como una presunta muerte violenta. 
“El fallecimiento se produjo de forma confusa, y debido a que existen muchas dudas hemos pedido impulsar una investigación para saber la verdad”, expresó.
La Fiscalía de Manta ha llamado a declarar al capitán y a toda la tripulación del buque pesquero con un solo fin: conocer con certeza cómo ocurrió la muerte.
Rosa Vera Bailón pide a la Fiscalía de Manta que se investigue a profundidad la muerte de su hijo Alejandro.
La mujer, de 66 años, dice en la querella que un representante de la naviera le informó que intentaron reanimar a su hijo, pero no
sobrevivió.
Por eso pide que se tomen las versiones de los tripulantes y realizar el reconocimiento del buque pesquero.
Anchundia era padre de tres hijos menores de edad. 
Su cuerpo fue retirado ayer al mediodía de la morgue y es velado en la casa de su madre, en el barrio Altagracia. 
Hoy a las 12h00 será sepultado en el cementerio de Marbella, pero dos horas antes celebrarán una misa en honor  a su memoria en  la iglesia Divino Niño.
Anchundia en varias ocasiones había publicado fotos en su Facebook en las que se lo veía sacando delfines de la red de pesca.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala