Actualizado hace: 7 minutos
Aporofobia
Aporofobia
Por: Rosa Dalia Cevallos

Miércoles 09 Enero 2019 | 04:00

En la lista de vocablos aceptados por la RAE durante  el 2018 consta “aporofobia” que es el rechazo a la pobreza. A propósito, el mes de diciembre fue el más crítico del régimen, pues, los servidores públicos  corrieron el riesgo de no recibir los décimos;  a los GAD tampoco  llegaban los aportes del Gobierno central y los proveedores veían los pagos con poca esperanza. 

Aunque el régimen actual haya aceptado  las condiciones de los bancos internacionales como son reducción del Estado, eliminación de subsidio de la gasolina y consecuente alza en el precio, el riesgo país no bajó debido a la insuficiencia de reservas en el Banco Central, a través del que se hacen los giros a otros países. 
La brillantísima idea de perdonar el pago de impuestos en mora  a los más ricos, poniendo en la misma lista la remisión de intereses a los ecuatorianos comunes (para evitar suspicacias) idea sumada a la eliminación de impuestos, causó efecto contrario en la banca internacional, pues, más bien,  Ecuador se debilitó como sujeto de crédito. 
El exministro de Finanzas Carlos de la Torre, que no ha llegado a los cargos  por lo que actualmente se pinta como  un  mérito,  representar al sector empresarial, dijo que algunos van con ideas tontas y sin experiencia en el sector público. Cuando manejaba las finanzas, le había aconsejado a Moreno que se debía fijar aranceles a la importación de alrededor de 375 productos de importación,  pero las opiniones de “el Campana” eran oídas  por el presidente. El perdón al incumplimiento de quienes sí podían refinanciar los pagos al Estado, sumado a la reducción de impuestos y a  la impopular alza del combustible no fueron suficientes para lograr créditos.
Ahí está la clave del cambio total del discurso del Gobierno contra China, con la que aun los Estados Unidos contrajo deudas. Debido a que la urgencia de recursos en el pasado mes de diciembre era angustiosa, pues  la reserva en el Banco Central era inferior a los dos mil millones de dólares, que ya debían abonarse a la deuda externa, más todos los gastos corrientes del Estado, el Gobierno se vio en  la necesidad de acudir a China. Triste salida, pues hasta hace poco ninguna obra del gobierno anterior servía, con especial énfasis en las chinas. Prometió al inicio no acometer más megaobras,  posición que también es ideológica: el Estado se minimiza a tal punto, que son empresas privadas las que luego ofrecen  solución a todo tipo de necesidad. Falta poco para que se revise también la Ley de Agua.
Moreno fue a China y recibió el crédito, que tampoco llega automáticamente, sino que debe pasar por Estados Unidos.  Y en un monumental salón del milenario país asiático dijo que el nuestro  cuenta con obras como las hidroeléctricas... y logró refinanciar las necesidades enunciadas en medio de amenazas de paros…
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: