Actualizado hace: 3 horas 51 minutos
Portoviejo
Iba a celebrar el cumpleaños de su mamá

Rosa Moreira tuvo un cumpleaños de dolor. La vida le quitó a Favián, su quinto hijo. Él falleció luego de una descarga eléctrica.

Miércoles 09 Enero 2019 | 04:00

 Fernando Favián Vera Moreira se levantó muy temprano la mañana del lunes para ir a su trabajo. Así lo hacía todos los días.

Sin embargo ese día era especial, ya que su madre cumplía un año más de vida y él le había organizado un agasajo que estaba planificado para la tarde y noche.
Iban a estar todos sus familiares.
Y todos llegaron... pero a velar a Favián.
Él murió en Portoviejo la mañana del lunes cuando trabajaba. Tocó por accidente un cable de energía y falleció electrocutado.
“Él había organizado todo, era el más emocionado de la familia para celebrar el cumpleaños de nuestra madre”, reveló ayer a El Diario su hermano mayor, Patricio Vera.
Favián será sepultado hoy a las 11h00, en el camposanto Jardines de Manabí, tras una misa de cuerpo presente en la funeraria Santa Marianita, ubicada en las calles Sucre y Francisco Pacheco.
Autopsia. Vera recalcó que la causa de la muerte de su ser querido fue la descarga eléctrica que recibió su cuerpo, tal como se reflejó en el resultado de la autopsia.
Favián era el quinto de once hermanos. Antes trabajó como chofer de tráiler en Cervecería Nacional, y desde hace diez años laboraba en la compañía Holcim.
“Mi hermano era el chofer de la concretera y siempre le tocaba limpiar el canalón por donde sale el material del carro, pero esta vez no se percató del cable de alta tensión y con la herramienta que hacía la limpieza tocó el cable”, explicó el hermano.
El hombre acotó que fue el primero en enterarse de la muerte de su ser querido, luego de que uno de los compañeros de trabajo de Favián lo llamara al celular.
Señaló que no creía, y como estaba cerca del lugar de los hechos fue hasta allí y se encontró con el cadáver de su hermano.
Electrocutado. Favián Vera falleció en las calles Córdova y Ricaurte, cuando tocó un cable con una varilla, mientras limpiaba el canalón del carro (concretera) en el que trabajaba.
La víctima vivía en las calles 29 de Julio y 1 de Mayo,  en la parroquia Andrés de Vera. El hombre dejó en la orfandad cinco hijos, todos menores de edad.
Es la primera persona que muere electrocutada este año en Manabí.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala