Actualizado hace: 25 minutos
Costumbre
Gastronomía secoya

Los frutos de la Pachamama son usados por la nacionalidad secoya, del Oriente ecuatoriano, para elaborar recetas tradicionales.

Domingo 02 Septiembre 2018 | 04:00

Esta etnia indígena habita en el nororiente de la Amazonía ecuatoriana, específicamente en las cuencas de los ríos Aguarico, Napo, Putumayo y Cuyabeno. 

El idioma que practican es el paicoca, que pertenece a la familia lingüística ‘tukano occidental’, publica diario La Hora. 
El ‘Atlas alimentario de los pueblos indígenas y afrodescendientes del Ecuador’ menciona como parte de la alimentación frecuente de esta comunidad varias recetas que conservan su forma original de preparación, aun tomando en cuenta el paso de los años.
Estas recetas son elaboradas principalmente con base en productos que se encuentran en la zona. Entre los platos están preparaciones hechas con maíz como, por ejemplo, el famoso caldo, que lleva pescado o carne y se le acompaña con ají. 
La caturidaca es una sopa que también contiene maíz. “Normalmente se lo consume los fines de semana o también en ocasiones especiales”, indica el texto.
Otro producto muy popular es la yuca, elemento principal para realizar el casabe, que es una especie de tortilla hecha con yuca cruda, rallada y asada en un tiesto de barro. 
Una variante de esta receta es el casabe de maíz rojo, que, al igual que el caldo, se hace con maíz molido.
El ucuisiraca es otra preparación que integra a la yuca. “Se hace rallándola y exprimiéndola con un utensilio especial denominado ‘matafrío’”, según el texto.
Vestimenta. Con el paso de los años, los secoyas han desarrollado diferentes actividades para su subsistencia. 
En cuanto a la agricultura, se destaca la producción de la yuca, el plátano, el maíz, las frutas, el arroz, el fréjol, el maní, el café y el ají. 
Estos productos han dado el sabor a las diversas preparaciones y recetas tradicionales de los indígenas. 
Los hombres secoya lucen una túnica denominada ‘llamchama’, que está adornada con varios colores. 
En el caso de las mujeres, su atuendo está tejido en chambiras, que combinan con collares y pulseras de semillas. Además, lucen coronas elaboradas con plumas de aves.
Ritos sagrados. Practican el ritual de la bebida del ‘yage’ o ayahuasca, que les ayuda a alcanzar el poder y el conocimiento; es el medio para comunicarse con las bondades de la selva. 
Para ellos existe un mundo subterráneo llamado ‘la casa de la tierra’, donde están los mortales y un mundo de los espíritus. 
Entre los secoyas, cada persona que llega a los trece o catorce años es considerada como adulta y está lista para casarse. 
El noviazgo de una pareja dura aproximadamente de tres a siete días. 
En este tiempo se dedican a preparar las festividades de la boda, relacionarse entre las familias y enseñar a la futura pareja sobre sus nuevos roles a asumir.
Los secoyas están organizados en tres comunidades: San Pablo de Catetsiaya y Siecoya Remolino Ñe’ñena, que habitan en la parroquia San Roque, cantón Shushufindi. Y una más llamada Eno en Cuyabeno.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala