Actualizado hace: 4 horas 9 minutos
El Carmen
Esperan los resultados de la prueba de ADN realizada a osamenta

Las autoridades continúan con las investigaciones en el caso de las osamentas encontradas en La Bramadora el 19 de octubre del año pasado.

Miércoles 03 Enero 2018 | 11:00

Las investigaciones se enlazan con la desaparición de un menor de edad identificado como Miguel Ángel Jiménez Saltos, el pasado 9 de octubre, informó la Fiscalía.
Después de la desaparición del menor de edad, la Policía emprendió el trabajo para dar con el paradero del niño, del que hasta ahora no se tienen noticias.
Diez días después de la desaparición del niño, un trabajador de una finca encontró unas osamentas que estaban siendo devoradas por las aves de rapiña, a unos tres kilómetros del poblado La Bramadora, en la vía a El Paraíso-La 14, zona de La Manga del Cura.
A las osamentas se les hizo un estudio antropológico con lo que determinaron que pertenecía a una persona de unos once años de edad, informó la Policía.
Las autoridades dispusieron realizar una prueba de ADN a la madre del menor desaparecido para verificar si los restos tienen parentesco o no con ella, informó la Fiscalía.
Hasta el momento las autoridades esperan los resultados de la prueba, que se realiza en Quito, y según lo que arroje, las investigaciones tomarán un rumbo determinado, se informó.
El día que el menor de edad desapareció había salido a jugar con un amigo, aproximadamente a las 18h00, informó la Policía.
Los familiares del niño denunciaron en la Fiscalía su desaparición para que emprendieran la búsqueda.
Cuando encontraron las osamentas, cerca del lugar había partes de una prenda de vestir que llevaba el niño el día de su desaparición, así mismo un par de zapatos de color negro. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala