Actualizado hace: 4 horas 29 minutos
Chimborazo
Cacha difunde una ruta milenaria a turistas

Una ruta para descubrir el encanto de las comunidades indígenas de Cacha promociona el Centro de Turismo Comunitario Pucará Tambo.

Lunes 04 Diciembre 2017 | 04:00

El recorrido llega a seis comunidades de esa parroquia, situada a 20 minutos de Riobamba, informa diario El Comercio.
Las leyendas nativas, la vestimenta tradicional y la ritualidad andina forman parte de la travesía que se inicia en el Mercado La Condamine, en Riobamba. Allí, un grupo de funcionarios del Centro Turístico recoge a los visitantes.
La primera parada del viaje es el túnel de Antumaya, en el ingreso a la comunidad. En ese sitio hay guías que cuentan la leyenda de un monstruo de apetito voraz que visita a las mujeres solas y a los niños que no duermen a tiempo.
“Nuestras abuelas nos contaban esa leyenda para que nos portásemos bien. Ellas decían que por el túnel Antumaya el monstruo escapaba todas las noches antes del amanecer”, cuenta Ángela Huilcarema, parte del equipo del emprendimiento comunitario.
Luego se hacen paradas en las seis comunidades. 
 
>variedad. “Cada una tiene una característica propia, una historia que contar y un paisaje diferente”, explica Segundo Sucuy, administrador de Pucará Tambo.
En Cacha Obraje, por ejemplo, la tradición artesanal es lo más destacado. Los turistas pueden conocer a Manuel Janeta, el último tejedor de ponchos de la comunidad.
Él elabora estas prendas en telares a través de la técnica que aprendió de sus antepa­sados y que -según él- nadie más conoce en ese poblado.
En San Miguel de Quera, los comuneros cuentan la historia de Fernando Daquilema, considerado un héroe por pro­mover un levantamiento indígena en la época colonial. Allí hay un monumento para ­honrar su memoria.
Este producto surgió por el deseo de los turistas de explorar las comunidades. Cuando surgió el proyecto, en el 2007, los atractivos estaban concentrados en Pucará Tambo, un sitio ubicado en la cumbre de uno de los cerros de Cacha.
Allí hay servicio de hospedaje y gastronomía típica de la zona, con un toque gourmet. Además, hay un museo y un espacio para rituales andinos.
Uno de los paquetes más solicitados es el de la convivencia comunitaria, e incluye actividades como moler cebada para la bebida de máchica o la preparación de humitas.
“Los extranjeros que adquirían ese tour siempre se quedaban con ganas de conocer más las comunidades”, dice Sucuy.
La buena acogida turística también atrajo la atención de más familias. Por ejemplo, un grupo se capacita para recibir turistas en sus casas.
Los comuneros de Cacha Chuyug también esperan optar por el turismo como alternativa. Allí se ofrecen caminatas por un sendero hasta la cumbre del cerro Chuyug. En el camino, los turistas pueden disfrutar de paisajes panorámicos únicos, como los volcanes de la cordillera andina y la ciudad de Riobamba.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala