Actualizado hace: 21 minutos
"Capaya" se entregó a la justicia ecuatoriana "sin condicio­namientos"

A los 11 meses de haber abandonado Ecuador, Carlos P. Y., exgerente de Petroecuador, decidió entregarse a la justicia.

Sábado 12 Agosto 2017 | 04:00

Así lo confirmó anoche el presidente de la Asamblea Nacional, José Serrano, quien llegó con él. 

Tras el arribo, Serrano se­ñaló en una rueda de pren­sa que hace algunos días recibieron “una especie de contacto por parte de per­sonas allegadas (a Carlos P.), quien dijo que había la voluntad de entregarse a la justicia ecuatoriana”. 
Aseguró que se aceptaría si no había ningún condi­cionamiento. “Es un arribo sin condicio­namientos. Ahora está en manos de la Justicia y de la Fiscalía”, señaló Serrano, quien actuó como interme­diario en esta entrega. 
El avión en que llegó Car­los P. Y., conocido como “Capaya”, aterrizó cerca de las 20h40 en el aero­puerto Mariscal Sucre, en Tababela. Lo acompaña­ban Serrano y otros fun­cionarios del Gobierno. 
Su sorpresivo retorno ha­bía sido anunciado por el presidente de la Repúbli­ca, Lenín Moreno, quien al mediodía escribió en su cuenta de Twitter: “En po­cos minutos se entregará Carlos P. Y. para responder por sus acusaciones, com­prometiéndose a colabo­rar con la justicia”. 
A pesar de que el tuit fue escrito a las 12h11 de ayer, el avión con el exministro de Hidrocarburos y exge­rente de Petroecuador ate­rrizó a las 20h40. 
Su llegada, según César Navas, ministro del Inte­rior, estaba prevista para la tarde en el aeropuerto José Joaquín de Olmedo, en Guayaquil, pero el avión en el que salió desde Estados Unidos tuvo problemas y fue necesario que realizara un aterrizaje en Panamá. 
REACCIONES. El arribo de “Capaya” se dio en me­dio de una ola de reaccio­nes. 
La asambleísta Paola Vin­timilla, de la alianza Par­tido Social Cristiano-Ma­dera de Guerrero, escribió en su cuenta de Twitter: “Veamos qué tan alto sabe cantar. Para que le reba­jen la pena deberá dar los nombres de sus cómplices y jefes”. 
El ministro de Inclusión Económica y Social, Iván Espinel, señaló: “Excelente acción del Presidente, con la entrega de ‘Capaya’ cada vez más profunda la ciru­gía para extirpar el cáncer de la corrupción”. 
Rina Campain, legisladora por la agrupación política Creo, también se refirió al tema, indicando que la entrega de “Capaya sería el entierro de Glas (Jorge), veamos si el Fiscal lo deja escapar”, refirió. 
El vicepresidente Jorge Glas también reaccionó. “Qué bueno que Capaya, a quien yo denuncié, venga a ren­dir cuentas a la justicia y al pueblo ecuatoriano por sus fechorías”, escribió. 
En un comunicado de pren­sa colgado en su página web, la Fiscalía General del Estado informó que Carlos P. Y., involucrado en la tra­ma de corrupción de Petro­ecuador, tiene una senten­cia condenatoria a cinco años de prisión por cohe­cho. Además se encuen­tra llamado a juicio por el delito de enriquecimiento ilícito; procesado en una instrucción fiscal por el delito de peculado y sujeto de investigaciones previas abiertas tanto por la comi­sión del delito de peculado como de lavado de activos. 
Su retorno y entrega volun­taria a Ecuador permitirá que la administración de justicia continúe el proce­samiento y sanción de los actos delictivos en los que haya intervenido, publicó la fuente. 
Según la Fiscalía, Carlos P. Y. y su familia no han suscri­to convenio de cooperación eficaz ni han presentado pe­dido formal en dicho senti­do a la Fiscalía General del Estado. 
En una entrevista radial, el fiscal Carlos Baca Mancheno aseguró: “No tenemos cono­cimiento en lo que se haya acordado con Capaya para que se entregue”. 
FUNCIONES. Carlos P. Y. ocupó varios cargos en el Gobierno de Rafael Correa. En julio del 2015 fue po­sesionado en Quito como gerente general de Petro­ecuador, en reemplazo de Marco Calvopiña Vega. Pre­viamente se había desem­peñado como presidente de Petroecuador, director nacional de Hidrocarburos, viceministro de Recursos Naturales No Renovables y ministro de Hidrocarburos. Antes de asumir el cargo se desempeñaba como geren­te de Refinación de Petro­ecuador, “liderando el Pro­grama de Rehabilitación de la refinería Esmeraldas”. 
Tras su huida a Miami, el exministro hizo varias re­velaciones contra el gobier­no de Rafael Correa y Jorge Glas. 
En febrero del 2017 Correa le pidió a Carlos P. Y. “venir a dar la cara y denunciar a todos los involucrados”. En cambio ayer escribió: “¿No será que Capaya vuelve para otra andanada de infamias contra el vicepresidente, como ya hizo en campaña, a cambio de ‘protección’?”.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala