Actualizado hace: 31 minutos
PORTOVIEJO
Pacientes mujeres con VIH evolucionan favorablemente
Son varias las pacientes tratadas con Inmunomodulador que no presentan síntomas del mal

El sueño de curarse del VIH sida va acercándose al terreno de las cosas concretas.

Jueves 07 Junio 2007 | 20:29

Los médicos portovejenses Ángel Ramírez Castro y Orlando Ramírez Sabando del Centro de Investigación y Tratamiento de Enfermedades Inflamatorias e Infecciosas Crónicas (CITEIC) con sede en la Clínica San Antonio, firman un artículo que se publica en el número 24 de la revista Medicina, que divulga temas técnicos de salud y avances tecnológicos en este campo en el Ecuador. La nota se llama “Control biológico de VIH sida con IDBI”, y habla de la evolución favorable de un grupo de mujeres que fue tratado con un Inmunomodulador que viene siendo usado por estos investigadores. El verdadero sexo fuerte El sexo de las personas se define por los cromosomas sexuales, que para el sexo masculino son XY y para el femenino XX. Los médicos explican en el artículo que si el Inmunomodulador “funcionó sólo en el sexo femenino, quiere decir que probablemente estamos activando genes de respuesta inmunitaria ubicados en el doble cromosoma X de las mujeres y su expresión hace que transcriba y al final traduzca alguna (s) proteína (s) que bloquea (n) tanto la agresividad como la transmisibilidad del VIH”. Y agregan que “esto lo corrobora el hecho de que ninguna de las 14 mujeres del estudio han tenido recaídas con infecciones oportunistas y una de ellas se embarazó por dos ocasiones y tuvo, por parte normal y cesárea, respectivamente dos hijas, que actualmente tienen 4 y 2 años de edad y son VIH negativas. Ni la madre, ni hijas han tomado alguna vez antirretrovirales (ARVs)”. En diálogo con El Diario, Ángel Ramírez se centró en la primera paciente, que él comenzó a atender en el año 2002 cuando la joven contaba con 20 años de edad. “Era grado uno y estaba por empezar con los antirretrovirales. Cuando llegó a la primera consulta presentaba una infección en vías respiratorias, ella había estado en pareja con un joven infectado de VIH que falleció. La chica bajó de peso, presentaba amigdalitis y no había antibiótico que le diera resultados”, dice el médico. Antes de que comenzara el tratamiento con el Inmunomodulador “la carga viral estaba altísima y las defensas muy bajas; empezamos a tratarla y desapareció la infección, subiendo además las defensas”, explica Ramírez. Han pasado ya cinco años. “Nunca más se hizo carga viral, continuó viniendo para controles y sus defensas son normales. La primera posibilidad que analizamos es que el virus del sida en ella no la ataca y tampoco se transmite; la segunda posibilidad es que a lo mejor quedó eliminado”, dice el especialista. “Las dos niñas son sanas, y a su pareja le realizamos análisis y el resultado fue no reactivo, es decir que no fue contagiado”, agrega. un estudio que continúa El estudio sigue su curso, no se detiene y, según explican los profesionales en su artículo, “es necesario investigar cuánto dura el efecto del IDBI”. El caso de la primera paciente es casi emblemático y quizás el más representativo, pero no el único. Hay otras pacientes que continúan evolucionando favorablemente después de largo tiempo de tratamiento con el Inmumodulador y esto va dando pautas ciertas a los investigadores de que se encuentran en el camino correcto en la lucha contra el VIH sida. Ángel Ramírez C. BIÓLOGO MOLECULAR “Para no perder a los pacientes, los atendemos gratis”.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala