Actualizado hace: 6 minutos
Detective asegura que Bolocco fue víctima de un complot

En Chile, Adriana Barrientos, una detective, reveló la "verdad" tras las escandalosas fotos de Cecilia. "Fue inducida a intimar", aseguró. Adriana Barrientos, una detective chilena, aseguró que Cecilia Bolocco fue víctima de un complot, cuando fue fotografiada junto a su nuevo novio.

Jueves 31 Mayo 2007 | 12:27

Según aseguró Arrianita, recibió información de una fuente "calificada" para tales fines: un adolescente de un restaurante en Miami, testigo de una comida entre Luciano Marocchino y Ángel Mora, el paparazzi a estas alturas con tintes de villano, que captó las comprometedoras imágenes de la ex Miss Universo con el italiano. De acuerdo a esta "versión", Marocchino habría estado cenando con Mora días antes que éste le sacara las instantáneas a Bolocco. Y en el programa de MEGA hasta se detalló que habría sido el gráfico el que pagó la cuenta. Tras la revelación, que fue respaldada por sus compañeros de pantalla y que se supone debería remecer a la farándula, Adriana se lanzó con una teoría aún más insólita. Porque según la modelo, la ex Miss Universo habría sido "inducida" por Luciano a intimar en la terraza de su hogar en Miami. Esto a raíz que "vil italiano" habría preparado la escena perfecta para comprometer a Cecilia, de tal forma que fuera imposible dudar sobre el romance entre ambos. Y Adriana salió hasta en defensa de Bolocco cuando en el panel se planteó la posibilidad de que el rostro de Canal 13 haya estado involucrada en este maquiavélico plan. "¿Crees que Cecilia va a exponer a su hijo a esto, a una vergüenza pública?", lanzó ofuscada la modelo recalcando que tal opción era simplemente impensable. No obstante, Luciano habría sido la mente detrás de las fotos de Cecilia Bolocco. Porque tal como expuso Adrianita, la ex Miss Universo es "una mujer de principios" incapaz de querer intimar en la terraza de su hogar.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala