Actualizado hace: 1 hora 44 minutos
NBA
A una victoria de las finales
Manu Ginobili (d) disputa el balón contra el ruso Andrei Kirilenko

Salt Lake City (EEUU), (EFE).- El alero Tim Duncan puede ser la estrella y el jugador franquicia de los Spurs de San Antonio, pero el escolta argentino Manu Ginóbili volvió a ser el sexto hombre perfecto que surgió en el cuarto partido de las finales de la Conferencia Oeste y su equipo ganase 91-79 a los Jazz de Utah.

Miércoles 30 Mayo 2007 | 19:08

La victoria permitió a los Spurs ponerse con la ventaja de 3-1 en la serie al mejor de siete y regresan a su campo del AT&T Center de San Antonio, donde hoy tendrán la oportunidad de conseguir el pase a las terceras finales de la NBA en las últimas cinco temporadas. El mayor encestador Ginóbili con 22 puntos, incluidos 15 en el cuarto periodo, seis rebotes y tres recuperaciones de balón, encabezó el ataque de los Spurs que tuvieron a cinco jugadores en doble dígitos y un 40,6 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 73,2 (30-41) desde la línea de personal. El jugador internacional argentino jugó 34 minutos para anotar 4 de 10 tiros de campo, incluidos 2 de 4 triples, y 12 de 15 desde la línea de personal, que iba a ser el factor desequilibrante en el marcador. La defensa de los Jazz no pudo parar nunca el juego agresivo y de garra de Ginóbili que forzó las personales y abrió el camino del triunfo de los Spurs. Su compatriota el pívot Fabricio Oberto también fue el jugador sorpresa y decisivo en el apartado defensivo al conseguir su primer doble-doble en la fase final con 11 puntos (4 de 8 tiros de campo y 3 de 4 desde la línea de personal) y 11 rebotes. Pero el triunfo de los Spurs volvió a quedar empañado por el polémico trabajo de los árbitros que le pitaron todo a los Jazz cuando defendían a Ginóbili y Duncan, especialmente en el cuarto periodo cuando se decidió el partido, y menos a los defensores de los Spurs.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala