Actualizado hace: 43 minutos
MANTA
Dos muertos en tragedia aérea
Los restos del avión quedaron calcinados. Los pilotos murieron en el acto

Dos personas muertas fue el resultado del accidente aéreo de un avión de combate Cessna A-37B perteneciente al Escuadrón de Combate No. 23 de la Fuerza Aérea Ecuatoriana.

Viernes 25 Mayo 2007 | 22:14

La tragedia ocurrió la tarde de ayer, alrededor de las 13h30, en la cabecera Norte de la pista aérea de este reparto militar. Los fallecidos responden a los nombres de Carlos Guillermo Villavicencio Jácome, de 26 años de edad, y Pablo Ernesto Calle Elvay, de 31 años de edad. Ambos eran tenientes y oriundos de Cuenca y formaban parte del grupo de pilotos del Ala de Combate No 23. El accidente Eduardo Cárdenas, comandate de la base aérea, mediante rueda de prensa informó que los dos pilotos realizaban un vuelo de entrenamiento de contacto e instrumento, que consistía en aterrizaje y despegue. Villavicencio tenía 500 horas de vuelo mientras que Calle llegaba a las 1.500 horas en el aire. Según Cárdenas, los reportes que tiene del accidente es que éste ocurrió cuando hicieron la maniobra de descenso y despegue, prueba que la realizaban por tercera ocasión. El avión, de fabricación estadounidense, que fue utilizado en la guerra no declarada de 1995 con el Perú, logró descender para de inmediato alzarse; cuando ya tenía una altura de treinta metros y al intentar un giro, se precipitó a la pista y explotó. El fuego fue combatido por los bomberos del Puesto de Avanzada de los Estados Unidos (FOL), quienes lograron sacar los cuerpos sin vida de Calle y Villavicencio para trasladarlos a la morgue del policlínico de la FAE. Designan comisión Cárdenas informó que se estaba designando a una comisión que investigará el accidente, cuya nómina será dada a conocer hoy. Además, señaló que el Ala de Combate No. 23 tiene 24 aviones Cessna A-37B, y el que fue utilizado por Villavicencio y Calle tenía 25 años en la FAE y 13.470 horas de vuelo, por lo que todavía no cumplía su ciclo de vida. Aunque se trata de una nave de combate, Cárdenas indicó que al momento del accidente el Cessna no se encontraba artillado. También se conoció que Villavicencio tenía 8 años sirviendo en el Ala No 23 y era aeronauta de combate, mientras que Calle cumplió 5 y era piloto instructor. Anoche llegaron los familiares y se levantó una capilla ardiente en el auditorio. Los cadáveres serán trasladados a Cuenca. Las aeronaves A-37 B están diseñadas fundamentalmente para cumplir misiones de ataque al suelo, reconocimiento y caza ligero. Tienen asientos eyectables. El instrumental les permite volar en todo tipo de condiciones meteorológicas. Posee 8 soportes subalares para transportar diversos tipos de armamento o tanques de combustible para aumentar su autonomía. Aeropuerto cerrado cinco horas Tras el accidente aéreo de ayer, la Dirección de Aviación Civil cerró el aeropuerto Eloy Alfaro por espacio de cinco horas. La operación de Ícaro, en la ruta Quito-Manta-Quito, fue suspendida. El vuelo, que ya había salido de Quito y debía llegar a las 13h50 a esta ciudad, fue desviado a Guayaquil, donde desembarcaron algunos pasajeros, mientras que más de veinte regresaron a la capital de la República, donde les indicaron que volarían a Manta, lo que no ocurrió y se quedaron sin cupo debido a que los vuelos siguientes estaban cerrados. En ese avión viajaba el presidente del Congreso, Jorge Cevallos. Mientras tanto, los pasajeros que se encontraban en la terminal aérea, esperaron impacientes y en vano el vuelo a Quito. Después de varias horas, representantes de la aerolínea llegaron a un acuerdo con algunos de los viajeros para que en la noche abordaran un vuelo charter rumbo a Quito. Fátima Macías, administradora del aeropuerto, informó que la pista no fue afectada; sin embargo, se suspendieron las operaciones por seguridad.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala