Actualizado hace: 5 horas 32 minutos
Erwin Valdiviezo S.
Presidente o Emperador

Después de lo ocurrido el sábado anterior en Carondelet, vale que los ecuatorianos hagamos un “recorderis” de qué fue lo que elegimos el pasado mes de noviembre, pues si se escogió a un presidente debiéramos vivir en un claro concepto de gobernabilidad, donde la tolerancia y el diálogo deben ser el instrumento de inclusión que agrupe al Ecuador en un todo; pero si se escogió a un emperador, que desde ahora nos digan si debemos acomodarnos a la confrontación, la intolerancia, la imposición de caprichos o hasta el señalamiento por no compartir poses o conductas del elegido.

Martes 22 Mayo 2007 | 22:11

Y es que aunque no le guste al presidente Correa, existe tanta similitud entre su concepto de gobernabilidad y lo que ocurre en Venezuela y Bolivia que no es extraño que, si en estos países el Presidente se pelea con medios de comunicación y periodistas, o con la llamada “partidocracia”, acá también el mandatario asuma esos mismas conductas, o para llamar la atención o para desviar el interés que existe de saber que ruta misma es la que se ha trazado para el futuro del país. Así como van las cosas en poco tiempo más ya no habrá ni cómo pensar diferente o criticar al régimen o al Presidente, porque han de sentir que se les están oponiendo; y por la vía de las “advertencias”, de desalojarlos de las ruedas de prensa, de mandar a la “casa de la v…”o de los juicios penales, buscarán atemorizar o a los medios o las personas comunes que disientan del pensamiento y línea del Presidente y su grupo. Para algunos que leemos o escuchamos entre líneas, nos deja con preocupación el señalamiento permanente del Presidente a los medios y organismos periodísticos (descalifica y pone a todos en el mismo saco), y tanto más la expresión de algunos días atrás en una entrevista televisiva del Ministro de Gobierno, quien dijo “ se iniciarán juicios penales pero no se ha clausurado medios de comunicación”. Y esta última parte es la que preocupa porque lleva implícita ( en la tranquilidad de la expresión del Ministro) una clara advertencia de lo que sería una segunda fase de acción en contra de los medios o comunicadores que se opongan al régimen o al Presidente. Bueno, también hay que aceptar que en la actualidad el gobernante se puede creer más que eso porque, “aupado” en más del 70 por ciento de aceptación comunitaria, sabe que puede confrontar y “volar cabezas” porque vive en el efecto del discurso de la reivindicación para todos y en el respaldo de los subsidios del “bono de la pobreza” y ahora en el bono de la vivienda que le generan un apoyo inconsciente, porque esa mayoría no reflexiona en el hecho que su conciencia vale 30 dólares al mes o 3.800 en la excepción, cuando lo ideal sería erradicar toda esa miseria por la vía de la inversión en el desarrollo productivo. Pero el presidente Correa debe saber que no todo es eterno y también los romances acaban, por tanto vale que se ubique en el camino de la tolerancia y el respeto, especialmente con quienes, siendo críticos, lo que buscan es un mejor Ecuador y un mejor estilo de gobernabilidad.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala