Actualizado hace: 1 hora 3 minutos
TRáNSITO
Polarizados: arma de doble filo
TRABAJO Las películas antisolares se las instala en varios puntos de la ciudad, en menos tiempo del que necesita un policía de Tránsito para sacarlas

Muchas personas utilizan las películas antisolares en sus vehículos aduciendo que esto les brinda seguridad. Nada más lejos de la realidad porque, según la policía, estos automotores son los más apetecidos por los delincuentes.

Lunes 21 Mayo 2007 | 20:18

Juan Pablo Jaramillo, subjefe de Tránsito, dijo que es común que las personas tengan vidrios oscuros en sus carros más por vanidad que por enfermedad, por lo que la institución uniformada está tomando precauciones al momento de otorgar los permisos. Sólo en tres semanas de operativos el personal de la policía ha retirado las películas antisolares a 250 vehículos cuyos propietarios no tienen el permiso correspondiente. Médico debe evaluar al conductor Jaramillo expresó que el permiso no se lo entregan a cualquier persona, aunque reconoció que hay quienes lo tramitan sin tener problemas de salud. Para obtener la autorización, las personas deben justificar que tienen problemas en la piel. En Manta, la Subjefatura de Tránsito recepta las solicitudes, lo cual no quiere decir que las apruebe, ya que la carpeta con los datos del paciente es enviada a Quito, donde un médico de la institución evalúa el caso. El costo del certificado es 44 dólares y el permiso tiene vigencia por un año. No brindan seguridad Otro dato que aportó el oficial es que quienes creen que están más seguros dentro de un vehículo con películas antisolares están equivocados, ya que estos carros son los que más gustan a los delincuentes. Otro riesgo que corren estas personas, es que si alguien las está atacando o las tienen amenazadas o secuestradas, no están visibles a los ojos de alguien que pueda ayudarlos porque ignora lo que ocurre en el interior. NEGOCIO RENTABLE Quienes trabajan en locales donde colocan películas, dijeron que el poner polarizados es un buen negocio, ya que en un “día malo” pueden trabajar en cinco vehículos, y cuando el día es bueno, colocan polarizados en más de 12 carros. Enrique Pihuave explicó que hay variedad de polarizados, el más económico es la película negra, o la clara, que cuesta 3,50 dólares en las dos ventanillas. Cuando trabajan con más ventanillas el costo puede llegar a los 11 dólares. Las películas bicolor cuestan más: 6 dólares. En el local de Patricio Pihuave, que es “Auto decorativo”, una película se la puede poner en 10 minutos, menos tiempo del que demora un policía en sacarla. Inclusive hay conductores que sostienen que es más fácil volver a ponerlas que sacar el permiso. VARIEDAD EN POLARIZADOS En el mercado existen a la venta varias clases de películas antisolares, las más caras son las de colores, pero las más solicitadas son las negras, que ocultan más. PERMISO SÓLO EN QUITO Quienes necesiten tramitar un permiso, deben enviar su solicitud a la Subjefatura de Tránsito, de donde las envían a Quito para que el dermatólogo evalúe el caso. CONTROLES MÁS ESTRICTOS El principal de la subjefatura de Manta dijo que se están regulando de manera más minuciosa la entrega de estos permisos, cuyo costo es 44 dólares. J. Pablo Jaramillo Subjefe de tránsito “La realidad es que más las usan porque el carro se ve bonito”.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala