Actualizado hace: 15 minutos
Tema del Día
Confesiones de un rey

Cuando Javier empezó a contar su historia, esperaba que recitara la vida de Daddy Yankee o Don Omar, pero fue mas allá y habló sobre Atahualpa.

Martes 23 Junio 2015 | 14:45

Se refirió a aquel emperador inca que en 1532 ganó más de 13 batallas. Dijo que es una inspiración. Todo esto pasaría desapercibido si se tratara de cualquier persona, pero es un Latin King el que sabe de Atahualpa lo mismo que del reguetón. 

Javier no es su nombre real. Dice que es mejor no identificarlo. No es que tenga algo que ocultar, pero asegura que entre los reyes latinos (significado en español de “Latin Kings”) es mejor tener un perfil bajo. 

Eso sí, resalta, “nosotros estudiamos la cultura de nuestro pueblo y sabemos de Atahualpa, porque nos identificamos con él”. 

Cuando Javier tenía 17 años ingresó a lo que llama una organización, aunque para otros durante muchos años fue una pandilla delincuencial. La acusaban de realizar actos delictivos, de robos y consumo de drogas, pero Javier tiene su defensa. 

“Los Latin Kings somos un grupo, nuestro objetivo siempre ha sido ayudar a los jóvenes, aprender la cultura y luchar contra el racismo. Lastimosamente hubo gente que ingresó a la organización y la hizo quedar mal, poco a poco fueron erradicados y ahora estamos mejorando”, expresa. 

Mientras se desarrolla la entrevista, Javier descansa en una hamaca. Su esposa le ofrece una botella con agua y él empieza a hablar sobre su otra faceta, la de marido, la de padre. 
Tiene una hija de cuatro años de edad. Es su princesa, la hija de un rey latino. Esto es parte de su cambio.

Dice que la mayoría de sus amigos tienen una vida similar. “Somos padres de familia, hijos de casa, no somos diferentes por tener tatuajes y pertenecer a un grupo”, manifiesta. 

Es que, según Javier, todo mundo los estigmatiza. 

Escuchan las palabras “Latin Kings” y las relacionan con pandillas, pero no es así, señala. 

LM: Tiene que haber una razón. Durante mucho tiempo en las calles y colegios se habló de pandillas, y los Latin Kings eran los que encabezaban la lista.  

Javier: Fue una fantasía para muchos pelados, se torcieron los objetivos, a eso me refería cuando dije que hubo gente que nos hizo quedar mal y era esa la gente que salía a rayar paredes y pelear con otros grupos que sí eran pandillas.

Los Latin Kings son agrupaciones de cohesión que tienen sus orígenes en los años 40, cuando los latinoamericanos de la ciudad de Chicago, EE. UU., eran agredidos por las comunidades de italianos e irlandeses. Cuentan con más de 100.000 miembros en Estados Unidos. Luego se extendieron por varios países de América y llegaron hasta España en Europa. 

> Reinserción. Desde el 2007 son parte de un proceso de reinserción social en Ecuador, cuando el presidente Rafael Correa se reunió con algunos de ellos e impulsó la legalización del grupo bajo el nombre de “Corporación de Reyes y Reinas Latinos del Ecuador”.

Javier dice que desde entonces muchas cosas han cambiado. Brindan charlas a los jóvenes y les advierten sobre los daños por el consumo de drogas. 

Él asegura que esos son los nuevos reyes latinos. Los que pertenecen a un nueva generación de grupos urbanos. Es que ya las pandillas quedaron atrás. Ahora todos esos jóvenes  se dedican al “break dance” (estilo de baile), barber shops (peluquerías masculinas), entre otras actividades. Ellos decidieron dejar su pasado. 

A Javier, por ejemplo, no le gusta hablar mucho de los Latin Kings, él prefiere referirse a los “reyes latinos”. 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala