Actualizado hace: 26 minutos
En dos años se debe reubicar el botadero

En dos años el botadero municipal de Portoviejo debe ser reubicado, en cumplimiento de las recomendaciones del estudio del Ministerio de Ambiente (MAE) que será entregado al municipio el 19 de diciembre.

Miércoles 10 Diciembre 2014 | 04:00

 Miguel Estévez, director municipal de Ambiente, dijo que se reunió con la directora del Programa Nacional de Desechos Sólidos del MAE, quien confirmó la entrega del estudio de construcción de la celda emergente y del cierre técnico del botadero, que fue financiado por el Banco del Estado. 

El documento señala que entre seis y nueve meses se debe construir la celda emergente para dejar expedita la zona del botadero mientras dure el proceso de cierre definitivo. Paralelamente se trabajará con la dirección municipal de Desarrollo Económico y Productivo en la elaboración del proyecto para el manejo y tratamiento de desechos sólidos, indicó.
Sobre el terreno donde sería reubicado el botadero Estévez no adelantó detalles, pero dijo que hay varias opciones, una de ellas trabajar en mancomunidad con Manta.
 
 Presupueston el presupuesto de la dirección municipal de Aseo e Higiene para el 2015, que asciende a unos ocho millones de dólares, según confirmó el alcalde Agustín Casanova la semana anterior, se ha ubicado una partida por 3 millones de dólares para el cierre del botadero y la celda, señaló Estévez.
 
 Cambios. Mientras, se aplican acciones tendientes a mejorar las condiciones del lugar, donde se ha optimizado el espacio para alargar la vida útil del vertedero, zonificando las áreas, hasta que sea reubicado, informó el jefe técnico Pedro Vélez.
Dijo que se ha señalado espacios para los desechos orgánicos, llantas, escombros, desechos infecciosos y desechos de camales. 
El tractor adquirido en la anterior administración trabaja en el movimiento de tierra para ir haciendo el relleno, aunque falta una cargadora frontal, dos volquetas y una retroexcavadora de oruga para empezar a formar los taludes. 
Esta maquinaria se alquilará.
Ayer obreros municipales colocaban una malla para diferenciar el área de recepción de los desechos orgánicos y evitar que las fundas que los recicladores van dejando, vuelen y salgan del vertedero.
En el caso de los desechos infecciosos, que son recogidos en un recolector especial, las fundas se las deposita en un solo lugar y se va sellando con el relleno. Similar acción se cumple para los desechos provenientes del camal. 
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala