Actualizado hace: 23 minutos
Pensando en la sociedad  y su democracia
Pensando en la sociedad y su democracia
Por: Childerico Cevallos
chcevallos@eldiario.ec

Domingo 23 Noviembre 2014 | 04:00

Hay que vivir en sociedad, bajo el gobierno de las leyes dictadas por los ciudadanos bajo el imperio de la democracia. Por ello la importancia de, en los comicios electorales, elegir bien a quienes sepan el real y profundo significado de lo que es la libertad, la república, con equilibrio mental, experiencia y conocimientos de la igualdad y fraternidad.

Para evitar esas leyes que no representan eso porque se crean bajo el engaño, la fuerza, la coacción o las amenazas. O aprovechando la ingenuidad, desconocimiento o desinterés del elector. O de la ignorancia parcial o total de los votantes o de las creencias de estos. 
Por eso hay que estar atento a desentronizar al despotismo cuando éste trate de aprovecharse de la ingenuidad de las gentes, que luego de avalar con su participación directa, democrática y en derecho las elecciones secretas, a posteriori tiene que cuidar que su voluntad no sea desviada por protervos intereses personales, políticos y/o doctrinarios, en los que nada interviene el sentimiento popular.
Y recobrar consciencia para que cuando eso pase hay que solucionarlo por vía de la misma democracia, atreviéndose a retar a la prepotencia e intereses del funcionario que se desvíe de su correcta administración, divulgando las exageraciones y abusos oficiales para conocimiento y advertencia al pueblo. Y enfrentando los riesgos que esto representa.
En anterior oportunidad expresamos nuestra posición en cuanto a oponernos a la perpetuación en el poder de quienes, para sí, son indispensables en la administración de un país, porque lo único cierto de ello es que se forman castas de mando que someten a una nación.
Ecuador tiene ya experiencia, por lo que la alternabilidad en las funciones del Estado es una premisa que debería imponerse y mantenerse en la Constitución, como manera conveniente de ejercer una democracia participativa y fecunda.
Por esta razón, la decisión del actual presidente de la República, Rafael Correa, de dar luz verde a lo que  PAIS -el movimiento que dirige directamente-  ha elaborado y presentado ante la Asamblea Nacional como reforma constitucional, facilitando la reelección indefinida en cualquier función de elección popular, la consideramos errada. Y si hay conveniencias generales, pues estudiarlas para establecer condiciones, como puede ser la de una sola reelección inmediata y funcionario que lo desee debería renunciar tres meses antes de las elecciones.   
Más, tiene que ser obligación implementarse mejoras y reformas a la ley de partidos que obligue a estos a preparar a sus militantes en todas sus faces, a objeto de contar con una gama de elementos capaces de ejercer las variadas funciones que la patria requiere para lograr y mantener su desarrollo.
Así no habría necesidad de las repeticiones, que son aprovechadas para la consolidación de grupos de iluminados, impositivos en el mando y engolosinados del poder. 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: