Actualizado hace: 11 minutos
Cuando la cigüeña no llega

Entre bromas, María (nombre protegido) cuenta que conoce todos los métodos de fertilidad. A sus 36 años dice que aún no sabe qué es llevar un ser dentro de su vientre.

Jueves 20 Noviembre 2014 | 16:27

Tras varios años de tratamiento para concebir a su primer hijo, dice que los médicos detectaron que el problema era de ambos y no de ella, como se creyó en principio. “La cigüeña aún no llega a mi hogar. Siempre he tenido esa ilusión de ser madre”, expresa.

Recuerda que para algunos tratamientos la inversión fue alta. “Llegamos a gastar más de 10 mil dólares en más de un intento”, dice esta mujer.
> Estrés. Cuando tener un hijo se vuelve algo apremiante, es muy probable que el estrés que genera el querer concebirlo por todos los medios traiga consigo un efecto adverso; es decir, la no procreación, precisa Verónica Lazo, psicóloga clínica.
La especialista indica que al saber que la pareja es infértil, pasa por un proceso de negación, ira, negociación, tristeza, aceptación. “Si se estancara en una de estas etapas, es necesario recurrir a la asistencia psicológica”, aconseja Lazo.
Agrega que el ritmo de vida acelerado, la postergación de la maternidad y la ansiedad que va en aumento cuando el bebé no llega, es fundamental a la hora de explicar por qué una de cada diez parejas en edad fértil tiene problemas para concebir un hijo.
> Infertilidad. José Cárdenas, médico gineco-obstetra, explica que la infertilidad se da por la incapacidad de las parejas de lograr el embarazo después de un año de vida activa sexual, sin uso de un método de planificación familiar.
El médico indica que a nivel mundial el 30 por ciento de las causas de infertilidad en hombres se debe a alteraciones en los testículos, obstrucción de conductos, patologías en la próstata, alteraciones en la eyaculación, erección, alteración en el semen, cantidad o calidad de los espermatozoides. El otro 30 por ciento de causas en las mujeres es la endometriosis, obstrucciones o lesiones en las Trompas de Falopio, anomalías uterinas y del cérvix, problemas de ovulación. 
Agrega que el otro 20 por ciento son causas mixtas o combinadas, en las cuales los dos miembros de la pareja son responsables; y las causas inexplicables, donde no se identifica el factor causal, representan un 20 por ciento.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala