Actualizado hace: 34 minutos
¿Quién evalúa a los evaluadores?
¿Quién evalúa a los evaluadores?
Por: Pedro Vincent Bowen
pedrovincent@yahoo.com

Domingo 29 Diciembre 2013 | 04:00

Dice la Biblia que “por sus obras los conoceréis”. Tal, a propósito de lo que pretende hacer el “Consejo de Devaluación y Desacreditación de la Calidad Educativa Superior”, con las universidades de Banana Republic.

¿Por orden de quién? ¿Con dedicatorias? No lo sabemos. Pero (el infaltable) está clarito que por detrás (o por delante), el espíritu del cura Tomás de Torquemada se levanta de su tumba para revivir los tenebrosos días de la Inquisición (creada por Felipe II, El Prudente, con quien Torquemada jugaba de niños a las muñecas) cuando en nombre de Dios (¿?) fueron convertidos en chicharrón en grandes fogatas más de 50.000 personas (entre mujeres, hombres y mixtos) acusadas de brujería en la Europa Medieval.
En principio, al conocer la reciente resolución que pretende “bajar” de categoría a “ciertas” universidades, entre ellas a nuestra ULEAM, como si se tratara de un mal equipo de fútbol, me resistí a aceptar que esto fuera verdad. Por aquello, solicité a las principales autoridades del Alma Máter manabita, una copia de la susodicha resolución. La respuesta fue, muy caballerosa por cierto: “Se trata de un documento para uso interno, que estamos analizando”.
Tonce, me valí de un pana que tiene la envidiable habilidad de meter las narices en todas las instituciones de Quito, logrando, por la izquierda, la ansiada copia que me ha tomado un par de semanas en leer, analizar y sacar mis conclusiones basadas en lo que Manabí conoce sobre la ULEAM desde su creación (1985) hasta hoy.
Ya metido en el texto de la susodicha “descalificación”, tengo la impresión de que quienes redactaron el supuesto “informe” no se tomaron la molestia de investigar debidamente y a la luz de la realidad, lo que tiene la ULEAM, su infraestructura y equipamiento, sus bibliotecas, los logros alcanzados, los proyectos en marcha, la calidad de los docentes, la cantidad (28.000) de profesionales salidos de sus aulas, la investigación científica y tecnológica, la vinculación con la colectividad, ni la manera ética, honesta y transparente con que se ha manejado, en la que se involucra desde el rector, los vicerrectores, los decanos, los profesores, el personal administrativo, técnico y de servicio, hasta los 22.000 estudiantes que copan actualmente este Campus Académico.
¿Por qué, por ejemplo, se valora con apenas un 22 % de docentes con postgrado, cuando la realidad es que el porcentaje es del 70 % registrados en la Senescyt?
En el siguiente capítulo toparemos otros detalles acerca de las evaluaciones de marras. Y a propósito: ¿Quién evalúa a los evaluadores, ah? (Continuará)
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: