Actualizado hace: 56 minutos
Un pesebre gigante iluminó la Navidad de Quito

Un pesebre gigante que se levanta desde hace dos semanas en el cerro Panecillo, en el corazón de la capital ecuatoriana, iluminó hoy la Navidad de los quiteños, desbocados en los rituales de la época y en la vorágine del comercio.

Miércoles 25 Diciembre 2013 | 14:32

Con varias figuras de unos 30 metros de altura, adornadas por 450.000 de luces de colores, el Municipio de Quito levantó el pesebre con las figuras tradicionales del Niño Jesús y José, que acompañan a la Virgen de Legarda, una escultura de casi 30 metros de alto que se erige sobre una atalaya Inca que corona el cerro.
Este año, el Ayuntamiento quiteño introdujo un árbol de Navidad de 14 metros de alto, que se unió a otros elementos del pesebre como el burro, un buey y la estrella de Belén.
El conjunto que se erige en la cima del Panecillo puede ser visto desde casi cualquier punto de la ciudad y se ha convertido en un símbolo de la Navidad para los capitalinos.
Sin embargo, la época también permite que aflore la habilidad de las familias para elaborar "Nacimientos", algunos de los cuales han participado en un concurso abierto por el cabildo.
Uno bautizado como "Belenciclo" obtuvo el primer lugar y fue elaborado por Robinson Caiza, sobre una superficie de tres metros cuadrados y elementos confeccionados con desechos de bicicletas.
Tres esculturas de ciclistas representan a los Reyes Magos, que pedalean hacia el portal donde se encuentra Jesús, en una alegoría que actualiza la historia bíblica.
También se premiaron pesebres elaborados con cartón y papel y otro con chatarra, pero la muestra incluyó las bellas representaciones tradicionales con personajes hechos de arcilla y finamente pintados.
Sin embargo, la ciudad, en general, ha sucumbido al frenesí de las compras navideñas, por el desborde del público a los principales centros comerciales.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala