Actualizado hace: 1 hora 54 minutos
Santo Domingo
Dos jóvenes se han unido para impulsar el proyecto “Tour Paranormal”.

Es viernes, el reloj marca las nueve de la noche, la cita es en el cementerio Central, un lugar donde gobierna la oscuridad, el ambiente tenso y el frío. Rubén Quintana y Jefferson Muñoz han llegado hasta ahí para “cazar” fantasmas.

Miércoles 14 Agosto 2013 | 14:50

 Están acompañados de cámaras fotográficas, de vídeos y de linternas.  

Ambos son de Santo Domingo, estudian Derecho y desde hace seis meses trabajan en el proyecto “Tour Paranormal” con el que además, dijeron, demostrarán que  sí hay vida después de la muerte. 
Aquella noche en el cementerio no les fue tan mal.
Los jóvenes aseguraron que lograron grabar varias manifestaciones de espíritus, bultos y demás cosas paranormales que se les fueron presentando en cada rincón del cementerio al que recorrieron casi en su totalidad. 
“Somos un grupo de amigos que estamos haciendo investigaciones aquí en Santo Domingo de todo lo que son eventos y actividades paranormales, también que sí existen duendes, brujas, demonios o almas en pena”, señaló Quintana.  
Los lugares preferidos por estos dos jóvenes para capturar imágenes paranormales son los cementerios, casas embrujadas y todo donde reine el miedo, la oscuridad y el frío. 
Los días en que suelen realizar estas investigaciones son los miércoles, jueves y viernes, desde las nueve la noche. 
Cuentan los jóvenes que en una ocasión, en la morgue del cementerio Central, se les apareció una sombra, en otra ocasión, en una foto que tomaron en un mausoleo, apareció el bulto de un hombre vestido de terno y sombrero. 
En el cementerio de El Carmen se les presentó una mujer vestida de blanco y de cabello largo.
“En ocasiones nos da miedo, pero precisamente con el miedo es que debemos combatir”, indicaron.  
Los jóvenes dijeron que en primera instancia el proyecto lo tomaron como un pasatiempo, pero después se fue convirtiendo en algo importante para ellos, con el que empezaron a salir de la rutina. 
“Lo que queremos  es llevar al proyecto a un plano tipo comercial, incentivando a las personas a que acudan a este recorrido para descubrir cosas paranormales”, añadio Quintana. 
Fernando Carrión se animó a la invitación de este tour.
Quiso vivir una experiencia diferente. “Siempre que pasaba por el cementerio me preguntaba qué pasará en las noches en medio de tanta soledad y donde descansan miles de almas. Es la primera vez que experimento este tipo de cosas, es algo fuera de lo común”, añadió. 
Holger Cárdenas, trabaja en el cementerio como guardia. Dijo que siempre ha escuchado ruidos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala