Actualizado hace: 6 horas 31 minutos
Fútbol y género

Uno de los lenguajes más violentos del periodismo es el utilizado en el deporte.

Martes 13 Agosto 2013 | 00:00

La lógica del periodismo deportivo es la guerra, las armas, en fin, el militarismo; es tan aceptado que las audiencias re(a)ceptan el contenido, es tan natural… lo anormal sería narrar un partido de fútbol sin decir que los equipos se van a hacer daño.

También hay otras formas de abordaje, otras metáforas no guerreras, lo que no quiere decir que requieran menos atención, estas, podría decirse, son “sublimes e inofensivas”, por denominarlas de alguna manera, aunque en el análisis no lo son para nada. El lenguaje erótico, sexista, la mujer-objeto (cosificación) como recurso narrativo es común leerlo, en cualquier lenguaje.
El eros y el thanatos, el amor y la muerte se expresan en la cancha. En el subcódigo erótico el gol se asemeja al clímax, de la siguiente manera: El balón besa la red, acaricia las manos del portero; la portería que no ha sido vencida permanece virgen, por lo tanto (y a esto hay que ponerle atención), el gol es como una ruptura del himen. La mujer se cosifica en la pelota, se escucha en las narraciones “vamos a ver quién la trata mejor”, es machismo puro.
Amor y muerte, ¿qué quiere decir? ¿quien ama es el que muere o el que mata? El lenguaje deportivo está pensado por y para hombres, esto puede responder las preguntas: el hombre ama, muere y mata, por amor; qué duro suena, pero no se puede ser ajeno a que los medios de comunicación audiovisuales, presentan violencia verbal.
Por otra parte, cuando leemos en los medios de comunicación un hecho de feminicidio, solo lo leemos, la noticia dura lo que podemos recordar de ella al siguiente día o a la siguiente hora. Para los medios, los asesinatos de mujeres son noticia de un solo día, al contrario de la política o el deporte, la cobertura es amplísima. Es preocupante que no haya el mismo interés por hechos que en serio requieren un seguimiento, por ejemplo ¿qué pasa con el agresor cuando es detenido? ¿por qué no es detenido el agresor cuando las investigaciones demuestran al culpable? ¿al ser sentenciado por qué sale libre a los pocos días?
Mientras los feminicidios ocurren, sin una ley que abarque estos hechos de lesa humanidad, los medios de comunicación informan estas muertes como una noticia más sin llevarlo al plano de la investigación. 
Mientras los periodistas creamos que patear a una pelota de fútbol es igual a patear una mujer, que muere en la red de lo ignorado, queda en duda un periodismo en función de igualdad, y no se necesita Ley de Comunicación para esto hay linchamientos verdaderamente perversos que se esconden en la invisibilización de los hechos, en inexistentes políticas públicas serias. El periodismo avanza lento en este tema, pero dudo que los medios ahora quieran investigar sobre agresores, el agresor se sentiría víctima de linchamiento mediático.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala