Actualizado hace: 3 horas 45 minutos
Algo más sobre los jubilados

El Ecuador y el fútbol mundial fueron sorprendidos y estremecidos en lo más profundo de los sentimientos populares.

Miércoles 07 Agosto 2013 | 00:00

Aquello ocurrió por el inesperado fallecimiento de Christian Benítez Betancourt, más conocido como el “Chucho”, el que ya era un ídolo tanto en nuestro país como en Mexico, por su eficiente desempeño como goleador vistiendo la camiseta # 11 del respectivo equipo, así como del seleccionado ecuatoriano. 
Tenía 27 años de edad, de los cuales 11 como profesional del más popular de los deportes y su aspiración última era la de clasificar con el seleccionado del Ecuador al mundial del 2014 en Brasil.
Comenzó su carrera en el equipo militar  El Nacional, en donde descolló como un gran goleador.  
Fue contratado para jugar en Mexico y es aquí en donde se abre al mundo deportivo, convirtiéndose en el máximo goleador del campeonato de ese país, jugando el último año y campeonando  como titular del  América de ese país. 
El Chucho también jugó y sobresalió como titular del Birmingham de Inglaterra; y antes de su fallecimiento, el lunes 29 de julio, había jugado y estrenádose en el país  árabe, en donde había sido traspasado por el América de Mexico. 
Fue su primer y último partido allá, una vez que pocas horas después se sintió enfermo y al ser trasladado a un hospital de Qatar, parecería que no recibió la atención oportuna e intempestivamente falleció ante el asombro de su esposa que era quién lo acompañaba en esa casa de salud.
El fallecimiento del "Chucho" Benítez conmocionó al mundo deportivo y los ecuatorianos, sin excepción alguna, manifestamos nuestro pesar de diversas maneras.  
En Quito se lo hizo con asistencia masiva y multitudinaria al Coliseo General Rumiñahui, así como en las calles al paso del cadáver, tanto en la madrugada en que llegó al  país, así como el sábado en que fue trasladado a su última morada en el Camposanto Monteolivo, donde recibió cristiana sepultura.
Christian Benítez recibió homenajes póstumos en diversos estadios del país y del exterior y con toda seguridad, su actuación goleadora con la camiseta # 11 se mantendrá  vigente en la mente de los ecuatorianos por mucho tiempo, siendo el mayor homenaje que se le podría rendir, ofreciéndosele post-morten la aspiración que él tenía, cuál sería la clasificación a ese próximo mundial de fútbol en Brasil. 
De sus compañeros de selección depende y estamos seguros que por el Chucho así sucederá.
Arriba Ecuador. Que Viva por siempre en nuestro corazón el Chucho Benítez.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala