Actualizado hace: 17 minutos
La insalubridad del lugar llegó al límite
Clausuran el camal de Montecristi

Autoridades de la Agencia Ecuatoriana de Aseguramiento de la Calidad del Agro, evitaron que cinco reses y tres cerdos, destinados al consumo humano, sean faenados y descuartizados en condiciones anti-higiénicas.

Martes 16 Abril 2013 | 17:24

Desperdicios en estado de descomposición, moho, insectos, aguas putrefactas y olores pestilentes se percibían por todos lados.

El matadero que se ubica en la entrada al sitio Los Bajos, había sido revisado el 3 de diciembre del 2012, y cinco meses después de eso las observaciones y recomendaciones se incumplieron totalmente.
Tras una segunda inspección personal de AGROCALIDAD cerró el lugar de forma indefinida.
Javier Barreiro, coordinador provincial del organismo, señala que hasta el 2 de abril debían implementar duchas y baterías sanitarias, cerrar el paso a animales callejeros, evitar arrojar desperdicios en las áreas circundantes, implementar bandejas metálicas para el manejo de las carnes y lo más importante dividir las áreas del camal.
“Aquí entran perros y gatos, matan a los animales en el mismo sitio de desposte, hay sangre, huesos y otros desperdicios tirados por todos lados”, refería el funcionario al tiempo que colocaba los sellos de clausura.
También se observó que la cisterna de donde se toma el agua no tiene tapa, y el personal que labora en el sitio no cuenta con indumentaria apropiada.
Audiencia de de juzgamiento.
El cierre se sustenta en los artículos 8 y 12 del reglamento de mataderos, y en el artículo 34 de la Ley de Sanidad Animal.
Los administradores del lugar que están bajo responsabilidad del municipio serán juzgados por estas faltas.
Jaime Anchundia, asesor jurídico de AGROCALIDAD, señaló que ya se inició un proceso administrativo.
La audiencia será el próximo 26 de abril a las 13h00 en la ciudad de Portoviejo.
“Hemos notificado y citado a los representantes legales del municipio así como al administrador del camal municipal”, comenta.
Al frente está el médico veterinaro Gabriel Vélez, quien sin embargo no se considera administrador ni legalmente responsable de lo que allí ocurre.
“Yo trato de hacer lo que se puede, las faltas graves se deben a que el municipio no ha avanzado con el plan de mejoras”, dice.
En el camal de Montecristi se faenan un promedio de 20 animales por semana entre cerdos y vacas.
Ahora los matarifes deberán hacer el faenamiento en los camales de Santa Ana o Manta.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala