Actualizado hace: 5 minutos
SUCRE
Lo asesinan de 8 tiros

Ocho disparos acabaron con la vida de Ricardo Ross Herrera, en un incidente ocurrido el domingo por la noche en el cantón Sucre, en el que resultaron heridos los esposos Ronald Vargas Falcones (43) y Dolores Nevares Espinoza (35).

Miércoles 17 Abril 2013 | 00:00

El crimen ocurrió el domingo aproximadamente a las 20h30, y por la forma en que ocurrió ha causado consternación.
Dolores Nevares permanecía grave hasta anoche en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Verdi Cevallos, mientras su esposo se encuentra estable y se recupera en la misma casa de salud.
Inseguridad. Ronald Vargas contó que él vivía con su esposa y sus hijos en Esmeraldas, pero el barrio era muy inseguro. "A cada momento había asaltos y asesinatos" y, como su esposa es de Bahía de Caráquez, decidieron cambiarse de domicilio y así llegaron a Manabí, donde pusieron una tienda para sostenerse económicamente.
Dijo que la noche del ataque se encontraba en su tienda, ubicada en la ciudadela Mangle 2000, de la parroquia Leonidas Plaza, cuando llegó Ross y le pidió que le vendiera una cola.
Enseguida aparecieron dos hombres encapuchados, quienes le descargaron varios disparos a Ross y uno de los proyectiles impactó a Vargas en el abdomen.
En un intento por escapar de sus asesinos, Ross ingresó al cuarto donde Dolores Nevares hacía dormir a sus hijos y para evitar que las balas lo impactaran, tomó a la mujer y la utilizó como escudo humano, según relató su esposo.
Nevares recibió cuatro impactos de bala y cayó al piso; sin embargo, los sicarios estaban decididos a acabar con la vida de Ross y lo acribillaron dentro de la habitación, para luego darse a la fuga.
Los alarmados vecinos auxiliaron a los esposos heridos y en un taxi los llevaron hasta el hospital Miguel H. Alcívar, en Bahía de Caráquez, pero debido a lo complicado de sus heridas fueron derivados al hospital Verdi Cevallos, en Portoviejo
A los pocos minutos acudieron al lugar de los hechos varios miembros de la Policía a cargo del cabo Fernando Delgado, quienes recabaron la información de lo sucedido y recolectaron evidencias.
En Portoviejo, los médicos informaron que las heridas de Ronald Vargas no eran graves, pero se lo debía operar para extraerle la bala. Lo que les preocupaba era el estado de la mujer, pues una de los cuatro proyectiles le impactó en el rostro y otro en el abdomen, rozándole un pulmón, por lo que está en UCI.
La Policía informó que el fallecido registraba 5 detenciones por diferentes causas.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala