Actualizado hace: 38 minutos
Salud
Ansiedad que engorda

Muchas personas, cuando se sienten agobiadas por una situación estresante (entrevista de trabajo, terminación de un proyecto importante, etc), comen de forma desconcertada. Comer es una solución tipo parche: en el momento calma nuestra ansiedad, pero más tarde nos arrepentimos.

Lunes 15 Abril 2013 | 16:56

Hay que evitar ese círculo vicioso para sentirnos bien con nosotros mismos, tanto a nivel físico como mental. Por ello la revista “Time” comparte cinco consejos para evitar comer por ansiedad.

> 5 consejos. 

1.– Distraerse. Antes de empezar a picar o atacar la caja de bombones, hay que distraerse: llamar a una amiga, enviar mensajes por Twitter, hacer un paréntesis y salir a tomar el aire.
2.– Anote sus momentos de debilidad. Recomiendan llevar una agenda donde anote cuándo surge la ansiedad y la necesidad de comer por hambre emocional. Saberlo le hará ser más consciente del problema y le ayudará a controlarlo.
3.– Comer con consciencia. Hay que tomar conciencia de los hábitos de comer para evitar que sean automáticos. Se ha comprobado que cuanto más consciente es, mayor es la fuerza de voluntad.
4.– Hacer ejercicio. Todos sabemos los numerosos beneficios de practicar algún deporte o realizar ejercicio físico para nuestra mente. Una vez más, lo recomiendan para relajar y calmar esa ansiedad que nos hace abrir la nevera sin tener hambre. El ejercicio fortalece los poderes ejecutivos del cerebro, controlarse y luchar contra la tentación es más fácil.
5.– El último consejo es dormir bien y las suficientes horas. La falta de sueño no ayuda nada, la mente es más propensa a la depresión, a la angustia, y nuestra fuerza de voluntad se debilita. Estudios sobre el tema afirman que las personas con falta de sueño comen en exceso.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala