Actualizado hace: 24 minutos
El significado de la Cruz
El significado de la Cruz
Por: Libertad Regalado
lire2653@gmail.com

Jueves 11 Abril 2013 | 00:00

Desde Viernes Santo tengo unas palabras que retumban en mi mente: amor, misericordia, justicia. Palabras expresadas por el Santo Padre Francisco al finalizar el Vía Crucis, señalando que la Cruz no debe ser el símbolo de la muerte, del dolor, sino el símbolo del amor. “La Cruz de Jesús es la palabra con la que Dios respondió al mal del mundo” “Dios nos juzga amándonos, si acojo su amor estoy salvado, si lo rechazo me condeno, no por Él, sino por mí mismo, porque Dios no condena, Él sólo ama y salva. No olviden esto”.

Cuando Jesús decidió cumplir las profecías, lo hizo desde la convicción que su acto de amor estaba más allá del dolor y del sacrificio; al inmolarse se despojaba de la materia para constituirse en parte del espíritu que nos acompañaría para siempre; por eso tomar la Cruz para nosotros debe significar asumir la esencia del amor, de la justicia, de la solidaridad, de la misericordia y de la paz;  valores que construyen comunidades, valores que fortalecen personalidades, valores tan necesarios en la misión de educar.
“El que no toma su Cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí”, esta frase exclamada por Jesús invita a tomar la Cruz para caminar junto a él en busca de la redención de la humanidad, en ningún momento es la Cruz del sacrificio, sino el signo para redimir a los pobres, a los enfermos, a los desvalidos, a los abandonados, a los desprotegidos. La esencia de esa Cruz está en las Bienaventuranzas, practicarlas debe ser un reto a imponernos en nuestras vidas.
Hoy más que nunca el evangelio de amor de Jesús debe estar en cada uno de los hogares, ya que es en ese espacio donde se sientan las bases de los valores, donde iniciamos ese maravilloso proceso de formar al niño/niña; espacios hoy día escindidos, destruidos por el apego a lo material, por la falta de amor.  
Esa Cruz de la misericordia, de la justicia, como ley en la gestión de quienes administran las empresas públicas y privadas. Cuando hablamos de la gestión administrativa, detenernos a mirar, no cuánto dinero nos aporta, sino cuánto bien hacemos con ese producto o servicio; cuando tratamos a quienes colaboran en las empresas, no lo que significan como instrumentos de hacer dinero, sino como las personas que son, la familia que constituyen.
La Cruz de Cristo, debe ser tomada por quienes todos los días trabajamos en ese maravilloso apostolado de la educación, inculcando en cada niño/niña los valores inmersos en ella, solo así haremos posible un mundo mejor.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: