Actualizado hace: 18 minutos
Orellana
Sin pistas de los posibles ataques

Las autoridades ecuatorianas todavía no consiguen pruebas, que confirme el ataque indígena waorani a los taromenanes.

Domingo 07 Abril 2013 | 00:00

"Se habla de 18 muertos, por ahí dijeron 30 muertos, pero hasta ahora no se encuentra ningún cadáver", señaló ayer el presidente Rafael Correa.
El mandatario indicó que dos niñas taromenanes, se encuentran en poder de los waorani y fueron vacunadas contra potenciales enfermedades por personal del Ministerio de Salud.
Sin embargo, ayer Luis Awa, miembro de la Nacionalidad Waorani del Ecuador (NAWE), informó que una de las menores de 3 años de edad está agripada y que está bajo cuidados de las mujeres de la comunidad de Yarentaro. 
Según el presidente de la NAWE, Cawetipe Yeti, el viernes mantuvieron una reunión con los guerreros que atacaron a los taromenanes y se comprometieron a no volver a agredir. 
En la reunión participó la gobernadora de Orellana, Rosario Cortez.
Problema. El presidente Correa, expresó que la agresión del 29 de marzo al parecer se produjo en venganza por el asesinato a lanzazos, el 5 de marzo, de dos ancianos waoranis por parte de los taromenanes.
El mandatario  descartó que el conflicto esté relacionado con las actividades petroleras en la zona, que según indigenistas perturban a los no contactados y reducen el espacio para su supervivencia.
"Nada tienen que ver las petroleras allí, es un problema entre clanes", sostuvo, y remarcó que en el área hay presencia del Estado a través del Ejército, la Policía y la Fiscalía, que indagan el caso.

Pero el presidente de la Conaie, Humberto Cholango, asegura que la presencia de las petroleras y empresas madereras sí afecta a los nativos. 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala