Actualizado hace: 26 minutos
ROQUE MENDOZA LÓPEZ
¿Los buenos somos más?

En el trajinar de mi existencia por el campo y ciudades de mi Patria, cumpliendo con mis labores en el ámbito agrícola, de formación académica, servicio social y como funcionario del sector público por el lapso de 32 años, he acumulado vivencias que deseo compartir unas cuantas con mis lectores, en búsqueda de la intelección, porque admito con sinceridad; estoy confundido por varios acontecimientos que se suscitan en nuestra comunidad, por ejemplo:

Domingo 31 Marzo 2013 | 00:00

En varias instituciones, los derechos constitucionales de los ciudadanos indefensos, como el acceso a la información no se cumple, por ejemplo en la Defensoría del Pueblo, Secretaría Nacional de Transparencia, Gobernación de Manabí, ciertos Gobiernos Autónomos Descentralizados, Gobierno Provincial de Manabí, entre otros.
El Agricultor, que con sacrificio hace parir la tierra y nos brinda sus productos para  nuestra existencia y el buen vivir, se lo margina con la no entrega de insumos, lo que da como resultado reducción de sus cosechas, sumando a ello que su producto al final de las mismas, lo comercialicen obligado, con pocos comerciantes acaparadores y a precios de gallina con peste.
Varios usuarios de los servicios públicos, realizan actividades inconstitucionales y nocivas para su semejante, especialmente en lo referente a los derechos de la naturaleza, vecindad y comunidad; pero en su mayoría, queriendo ser buenos ciudadanos, cumplen con los pagos de ley.
Causa furor lo que acontece en el tema de seguridad cuando nos enteramos que ciertos policías, dicho sea de paso son pocos, causan daño a la humanidad y a la noble institución  a la que pertenecen, siendo actores o cómplices de actos ilícitos, sumando a ello la inacción de los ciudadanos que no actuamos como hombres de bien.
A pesar de que actualmente en Ecuador contamos con herramientas para trabajar en el tema riesgos, continuamos atendiendo a muchas familias damnificadas, producto de la no prevención, mitigación, preparación y de obras civiles construidas sin el análisis de riesgos.
 Como ciudadanos en general, de una u otra manera, estamos fallando al no acatar lo que se manifiesta en nuestra Constitución y leyes, priorizando también la aplicación de principios como un conjunto de valores, creencias y normas, que orientan y regulan nuestras vidas.
Lo narrado nos lleva a la reflexión de que  “los buenos somos más”; actualmente es una fábula, que podemos variarla, con el cambio de actitud de la mayoría, respetando al semejante que en ocasiones lo agredimos por ignorancia, en consecuencia la palabra la tiene el sistema educativo y productivo para el logro de que los buenos somos todos. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala