Actualizado hace: 17 minutos
EDITORIAL
Justicia libre e independiente

El presidente de la República, Rafael Correa, ha dicho que en Ecuador hay una justicia libre e independiente, no obstante la percepción en contrario que tienen muchos sectores de la sociedad. Incluso el propio Presidente piensa que en el reciente caso de la detención de alumnos de un colegio técnico de Quito, los jueces se dejaron influenciar por los medios. El juez, para ser de calidad, debe ser inmune a las presiones, ya sean personales, económicas, mediáticas o de cualquier tipo.

Domingo 31 Marzo 2013 | 00:00

Es difícil creer que la administración de justicia es independiente cuando quienes la controlan son exfuncionarios del sector oficial, designados a su vez por organismos manejados por personas vinculadas estrechamente a un gobierno.
No podría ser libre cuando los jueces actúan bajo temor a ser investigados, sancionados o, al menos, señalados públicamente, si emiten sentencias que no satisfacen a los gobernantes.
Tampoco lo es cuando su trabajo se ve influido por grupos sociales, políticos o económicos capaces de conducir a un sesgo en sus decisiones.
En Ecuador ha sido tradicional la falta de un buen sistema judicial.  Queda mucho camino por recorrer para mejorarlo. La infraestructura y la tecnificación ayudan pero no son suficientes. La independencia en su administración debe ser absoluta.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala