Actualizado hace: 2 horas 23 minutos
Psicología
Autocontrol ser el creador de la propia vida

La decisión de tomar el timón y el control de la propia vida, los deseos y anhelos, es una de las actitudes que usualmente los seres humanos no aprenden a desarrollar con el pasar del tiempo.

Domingo 31 Marzo 2013 | 00:00

Y es que desde el punto de vista psicológico, todo ente social está llamado a proyectarse y encaminarse a la superación personal, y por ende a controlar por sí mismo el destino hacia donde quiere llegar.
Rubén Zambrano, psicólogo y sociólogo, así lo explica, y detalla que el fin humano es el control y el dominio propio.
"Cosa muy difícil, pero no imposible, es alcanzar la plenitud del control, pues en nuestro diario vivir y desde que nacemos, el vínculo de dependencia hacia algo u alguien es uno de los agentes que en la mayoría de ocasiones no permite que un humano goce de su vital direccionamiento", dice.
Zambrano puso como referencia la sobreprotección que en ciertos casos tienen algunos jóvenes, mayores de edad, en su hogar, lo cual lo atribuye como positivo, pero que en exceso es negativo.
 
Factores. Pero además de lo dicho por el psicólogo destacan otros factores, los cuales facilitan el hecho de que no se pueda alcanzar a ser protagonista y creador de una vida propia.
Estos son los recuerdos del pasado, los condicionamientos, el miedo al qué dirán y el pensar en terceras personas antes que en uno mismo.
 
Soluciones. Según el portal psicoexito.com, hay situaciones sobre las que se tiene poco o ningún control por las circunstacias del ayer, pero donde sí hay capacidad de maniobrar es en la propia vida.
Ante esta idea, se dan algunas pautas de inicio a una nueva vida en base al dominio propio.
Como premisa principal se destaca "dedique un tiempo para aclarar sus ideas", es decir, reprogramar y limpiar el ser interior de todo lo negativo que lo ha estado afectando, entre ellos recuerdos y metas frustradas, por medio de la meditación.
Como segunda instancia,  "comience a ser consciente de que tiene poder y control sobre sus emociones",  que en términos simplificados es centrar la fuerza interna en ejercitar el poder de la mente y crear la vida que se desea.
Y como última premisa y ejercicio, se encuentra elegir diariamente, hacer y practicar lo que le hace feliz, respetar sus decisiones sin que influyan los cuestionamientos de los demás, y darse la oportunidad a diario de ser lo que quiere ser.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala