Actualizado hace: 4 horas 11 minutos
Salud
El estrés produce cambios internos

La depresión mayor, o el estrés crónico, pueden causar pérdida de volumen cerebral, una condición que contribuye a la alteración emocional y cognitiva.

Miércoles 22 Agosto 2012 | 00:00

Investigación. Investigadores de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, hallaron una de las causas por las cuales la depresión y el estrés pueden provocar la pérdida del volumen del cerebro. Se trata de un interruptor genético. Los científicos descubrieron una de las razones que explican el fenómeno que hace que la alteración emocional provoque la pérdida de conexiones cerebrales.  El interruptor genético es el que desencadena la pérdida de las conexiones en el cerebro de las personas y provoca hasta depresión tanto en seres humanos como en animales. 
Este hallazgo, que se dio a conocer en la publicación especializada Nature Medicine, muestra que el interruptor genético reprime la expresión de varios genes que son necesarios para la formación de conexiones entre las células cerebrales. Eso puede contribuir a la pérdida de masa en la corteza prefrontal del cerebro.  "Queríamos poner a prueba la idea de que el estrés causa una pérdida de sinapsis en el cerebro”, indica el científico Ronald Duman.
 
La sinapsis es una unión intercelular entre las neuronas. “Demostramos que los circuitos que están normalmente envueltos en las emociones, así como también en las funciones cognitivas, se interrumpen cuando este factor de transcripción se activa", expresó Duman. El equipo de investigadores analizó tejidos de pacientes con depresión y de pacientes sin la enfermedad, donados por un banco de cerebros, y observó los diferentes patrones de activación genética. Los cerebros de los pacientes que habían estado deprimidos mostraron niveles más bajos de expresión en genes que son requeridos para la función y la estructura de las sinapsis del cerebro. 
 
Síntomas. Cuando el factor de transcripción fue activado, los roedores, que también formaron parte del estudio, mostraron síntomas relacionados con la depresión, lo cual indica que juega un papel no solo en la pérdida de conexiones entre neuronas, sino también en la generación de síntomas depresivos. 
Duman considera que en el futuro las variaciones genéticas podrían ayudar a identificar a aquellas personas en riesgo de padecer depresiones profundas o mayor predisposición al estrés intenso, y explican también que a los 80 años el cerebro humano pierde su peso en un 15%. Por esto es que hay pérdida para procesar pensamientos e ideas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala