Actualizado hace: 18 minutos
Las firmas falsas evidencian el fracaso
Las firmas falsas evidencian el fracaso
Por: EDITORIAL EL DIARIO

Domingo 12 Agosto 2012 | 00:00

El escándalo de la falsificación de firmas evidencia que el sistema político y democrático establecido en la Constitución del 2008 no funciona porque peca de injusto al dejar en manos de supuestos “representantes de la ciudadanía” la gestión y el control electoral.

 

Suena bien la Constitución cuando establece que son los ciudadanos y no los partidos políticos los que asumen la administración del Consejo Nacional Electoral (CNE). Pero esta idea, al igual que muchas otras, peca de ingenua porque los ciudadanos de a pie no tienen interés en ser parte de los organismos públicos, dejando así las instituciones en manos de los mismos políticos, convirtiéndolos en jueces y partes.
Basta mirar cómo el CNE está lleno de personas que han sido parte del gobierno. Así, al presidente del CNE, Domingo Paredes, le toca ahora controlar a su exjefe, el presidente Rafael Correa, a quien sirvió como ministro; y también debe controlar a quienes fueron su oposición. Y hay que tener claro que para servir de ministro al presidente Correa hay que estar comprometidos con su causa.
La gestión en la CNE no luce independiente ¿Deben conformarse con eso los ecuatorianos? ¿Pueden las fuerzas políticas confiar en este CNE? 
Sólo los ciudadanos con acceso a las bases de datos se han dado cuenta que sus firmas han sido falsificadas. Las miles de firmas detectadas como falsas son sólo una fracción del problema.
La actual clase política nos ha metido a los ecuatorianos en este gran problema. Ellos tienen la responsabilidad de sacarnos de él con transparencia y credibilidad, caso contrario, otra vez la democracia estará golpeada.<
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: