Actualizado hace: 20 minutos
Emergencia bananera
Emergencia bananera
Por: Alfredo Saltos Guale

Sábado 11 Agosto 2012 | 00:00

El incumplimiento en la entrega de cupos, el irrespetado precio oficial y la significativa reducción de los volúmenes de exportación, estimada hasta fin de año en 33 millones de cajas, llevó a la declaratoria de emergencia al sector bananero, con el anuncio de medidas calmantes que no han logrado mitigar el enorme daño de una crisis que continúa, que impacta con rasgos indelebles a la más trascendental actividad agrícola del país, con la inminente desaparición de miles de hectáreas del cultivo y estragos sociales de impredecibles consecuencias.

 

Nuevamente el Primer Magistrado de la Nación ha dado instrucciones precisas a sus colaboradores para que se adopten decisiones definitivas, como sería la creación e inmediato funcionamiento de una empresa estatal comercializadora, ofrecida hace algún tiempo, que con las debidas atribuciones, fortaleza financiera y voluntad política, cumpla un rol regulatorio, a través de la compra de la fruta que no puede ser vendida. Sabido es que algunos países consumidores han disminuido sus adquisiciones o han dejado de hacerlo en su totalidad, por carencia de competitividad y conflictos económicos, por lo que corresponderá a la novel compañía fiscal entrenarse como exportadora directa, no como mera intermediaria, así tenga que recurrir a justificados subsidios para superar negativas manifestaciones del elástico mercado.
Se ha reiterado que la República Popular China dejó de comprar banano ecuatoriano por su alta cotización frente a la oferta filipina, favorecida por un costo menor de flete, lo cual podría superarse si se otorgase combustible subsidiado que compense la desventaja de la distancia marítima, siempre y cuando la empresa beneficiada sea el ente estatal que el Presidente ha ordenado conformar. Idéntica recomendación sería válida para otros destinos como el japonés, coreano, turco, iraní o aquellos que el estado promueva basado en sus afinidades políticas, con lo cual se habría individualizado una zona especial de abastecimiento de banano proveniente exclusivamente de pequeños productores.
Este tipo de ayuda gubernamental sería efectiva y práctica, de más amplia cobertura que la que se ha instituido a través de la compra momentánea e insuficiente de racimos que no pueden mercadearse, cuyo manejo es de difícil control, proclive a toda clase de desvíos y susceptible a interpretaciones negativas sobre su correcta aplicación. De ser así, los campesinos beneficiados tendrán los recursos suficientes para controlar las enfermedades y plagas que agobian sus plantíos y que amenazan con su doloroso exterminio. <
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: