Jueves 18 Diciembre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 7 horas 29 minutos
DICE USAIN BOLT

"Soy leyenda"

Viernes 10 Agosto 2012 | 00:00

El atleta jamaiquino Usain Bolt se convierte en una leyenda viva del atletismo al repetir, con su victoria en los 200 metros, el doblete de la velocidad en los juegos Olímpicos de Londres.



Bolt (19.32), Yohan Blake (19.44) y Warren Weir (19.84) dieron a Jamaica un triplete de medallas, cuyo precedente data de los Juegos de Atenas 2004, cuando los estadounidenses Shawn Crawford, Bernard Williams y Justin Gatlin coparon el podio.
El jamaiquino, que había logrado el oro en  los  100 metros con la segunda mejor marca de la historia (9.63), no pudo superar  el récord mundial (19.19) en los 200, al ganar la carrera en un tiempo de 19.32.
"Ahora ya soy una leyenda", aseguró pletórico el jamai-
quino, que revalidó en Londres 2012 el doblete de la veloci-
dad 100-200 obtenido hace cuatro años en Pekín.

 competencia. Bolt partió en 180 milésimas y se benefició de una curva más abierta en la calle siete. Blake, en la cuatro, salió en 172 milésimas, pero obligado a contenerse para no pisar fuera de su carril en la curva, desembocó en la recta un paso por detrás del plusmarquista mundial.
La aceleración postrera de Blake impidió a Bolt relajarse. Hasta los diez últimos metros tuvo que apretar los dientes para no verse atrapado por Blake.
Weir completó el éxito jamaiqui-
no.
Bolt no descartaba un nuevo récord mundial, porque la pista del estadio de Stratford es rápida, a su juicio. La temperatura quiso sumarse a la fiesta, trepando hasta los 25 grados, la más alta desde que empezaron los Juegos. "Conseguí lo que quería. Venía de una dura temporada e hice lo que tenía que hacer",  manifestó el velocista caribeño, que se siente como el "atleta más
grande en activo del mundo".
 compatriotas. Blake, el más rápido del año (19.80) y autor del segundo mejor registro de la historia (19.26), constituía el único obstáculo de consideración en el camino de Bolt hacia la gloria.
A la hora de la verdad, Bolt no falló. <