Actualizado hace: 7 minutos
Debe haber algo más
Debe haber algo más
Por: Claudio de Castro

Martes 07 Agosto 2012 | 00:00

Como sabes, he pasado los últimos años escribiendo. Compartiendo mis aventuras con el buen Dios. Hace mucho descubrí ese Tesoro inmenso que es Su amistad.

 

Había cometido demasiados errores en mi vida y decidí que era tiempo de cambiar, de tomar otro camino. Le ofrecí todo lo que tengo, lo que soy y lo que seré. Recuerdo aún aquella mañana camino al trabajo en que detuve mi auto. Me estacioné frente a un parque, me bajé y me senté en una banca. “Debe haber algo más”, me dije. Y tomé la resolución que cambiaría mi vida para siempre. A partir de ese día viviría para Dios, sin preocuparme lo que otros pensaran, sin inquietarme por lo pasajero. ¿De qué me arrepiento? De muchas cosas, de las palabras que hirieron a otros, de lo que hice sin pensar en los demás. Como todos, he cometido demasiados errores. A veces tratar de cambiar no basta. Necesitamos otra fuerza que nos impulse. Si no, seguiremos siendo los mismos. Estoy por cumplir 55 años y he llegado a la conclusión que sólo Dios nos puede cambiar. Su amistad es la clave de todo.
¿Logré lo que buscaba? La verdad es que he fallado muchas de las pruebas que Dios me ha enviado. Me quejo, reniego y me molesto. Al final lo acepto y se lo ofrezco. Cuando era niño recuerdo que anhelaba ser un santo. Santo para Jesús. Es una semilla que ha quedado en mi alma y no he logrado que germine y dé frutos.
Sigo en esa búsqueda, y al transcurrir los años se me dificulta más. Los problemas y las dificultades me llegan uno tras otro. ¿Vale la pena? Todo lo que hagas por Dios valdrá la pena. Desde perdonar al que te hirió. Abrazar a tu enemigo. Dar de comer al hambriento. Visitar al enfermo. Llevar una palabra de aliento al que la necesita. Para mí, han sido los mejores años. Los más difíciles y los más hermosos.
¿Y los libros? Todos provienen de una experiencia personal. En ocasiones el buen Dios me hace transitar caminos que no me agradan y me dice: “escribe”. En esos momentos sólo sé que debo soportarlo, seguir adelante, mirar a mi alrededor y escribir; con la certeza que los libros ayudarán a otros. ¿Crees que no he tenido dificultades? Buscar a Dios no es garantía de una vida tranquila, serena. Sólo es un camino, una elección de vida, que te hará ver el mundo con otros ojos, los del Amor, el Suyo.
Ante las dificultades, ¿qué actitud tomar? Te recomiendo la actitud de Sir Winston Churchil. En medio de los bombardeos de los Nazis a Inglaterra, solía decirle a los ingleses: “Nunca, nunca, nunca te rindas”.
Es lo que debes hacer. La vida es una lucha permanente.
Nunca te rindas..  <

 

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: