Actualizado hace: 9 minutos
Lenín Chiriboga: liderazgo positivo
Lenín Chiriboga: liderazgo positivo
Por: Enrique Delgado Coppiano

Sábado 28 Julio 2012 | 00:00

La infausta noticia no era creíble, más, la realidad era otra, dolorosa por cierto, estremeció a Manta, a Manabí y el país; quienes lo conocimos nos preguntábamos: ¿por qué?, ¿cómo era posible que toda una valiosa existencia de un hombre bueno se apagara así?, y sucumbiera ante una violencia infame y perversa que parece apoderarse del país, si es que no formamos un frente unido de conciencia social, de entendimiento cívico y decididamente patriótico, respaldado en leyes severas que se apliquen con una justicia recta e independiente.

 

Lenín Chiriboga Delgado decidió muy joven seguir las huellas de su progenitor, Don Laercio Chiriboga, indiscutible líder de la clase del volante y la transportación de su Manta natal y querida,  el novel dirigente Lenín, predicaba con el ejemplo, trabajador incansable, comunicador innato con grandes valores sociales, transmitía seguridad y confianza, se escuchaba y se creía en su palabra. Se preparó para ser conductor benéfico, tomaba como suyo los problemas de los demás, de sus compañeros del volante, de los pescadores artesanales, de los armadores pesqueros, de los obreros, de todos los necesitados, de la ciudadanía en general y cultivaba una sistemática defensa por mejores y fructíferos días  para Manta, “esta ciudad puerto es una clave básica para el futuro de Manabí y el Ecuador al convertirse en el primer puerto del Pacífico Sudamericano”,  le escuché decir siempre con vehemencia, con la grandeza del líder que anhelaba lo mejor para todos los que le rodeaban y que él conocía.
Ese era su modo de ser, de actuar, diciendo: “lo tenemos que hacer y bien para que sea útil a todos”  así lo conocí por muchos años, lo conocieron miles: afable, franco, alegre, amigable, laborioso, decidido; amigo sincero, dirigente honorable, funcionario público responsable y exigente; así se mantuvo siempre y por ello seguía teniendo una acogida generalizada que lo llevó a ocupar la Presidencia de la Junta Cívica de Manta, dignidad que se la otorga todo un conglomerado muy importante del vivir manabita y nacional, en este desempeño cívico le sorprende su encuentro con el más allá. Con Lenín Chiriboga,  Manta pierde  un hijo respetable y considerado, Manabí un líder que siempre fue positivo en su acción y resultados, su clase a un dirigente confiable, su familia un baluarte que los enorgullecerá en toda su existencia, a ellos nuestras condolencias muy sinceras. Sus amigos lo extrañaremos en su decidida actitud de confraternidad, mas la comunidad entera de Manta lo reclamará por siempre como el dirigente que a ella le entregó sus mejores atributos por verla progresista y grande, como la inmensidad del mar que permanentemente le canta y fascina. <
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: