Viernes 31 Octubre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 13 minutos
DESTACADAS
Paúl Javier Vásquez Palacios

Escuela de narcotráfico

Jueves 12 Julio 2012 | 00:00

La policía estaba en el lugar. El hallazgo ocurrió en la madrugada. Empezaba el trabajo de los reporteros, sólo un par de horas y lo sabríamos todo. Sería la noticia principal en los diarios, los canales de televisión y la oficina. La droga era tanta como la astucia de los que la embarcaron. Y en la pantalla aparecerían los nuevos héroes llenos de flores. Fue un trabajo arduo, sin duda. Nadie como ellos. Se hablaba de las nuevas estrategias para los próximos episodios, era sólo cuestión de esperar hasta que otros temas nos alejen del asunto, y nos fijemos en otros: uno que otro accidente de bus, una selección de fútbol suplicando llegar al mundial, un par de lluvias extrañas, y un presidente que ponga a bailar a un país que no acostumbraba a hacerlo de esa forma.


Los amos del narcotráfico habían logrado escapar, sin alejarse mucho. Un par de días confundirían a sus verdugos, como lo hacen las ratas al descubrir el veneno, después de un tiempo no habrá quien lo aplique y el lugar volverá a ser de ellas. Queda claro entonces quién es que realmente maneja la estrategia.
El país volvió a distraerse entre fiestas y camisetas amarillas; entre sueños y música alegre. El tiempo se encargó de echarle polvo a todo. Sólo ellos aprovechaban el tiempo. Trabajaban día y noche abajo de nuestros pasos, mientras pulían sus arcas submarinas, burlando cualquier radar y obviamente cualquier “estrategia” que se quisiera utilizar.
El tiempo corría y con él todo el dinero de por medio. Ya hicieron algunos viajes desafiando caudales. Alguien miró desde lo alto y todo estaba bien. Ya cobraron su parte, sus horas extras, sus noches sin descanso…
Hay una nueva vuelta (en lenguaje del narcotráfico). Todo está listo. La madrugada espera por ellos. El combustible llegó a tiempo, los cigarrillos y las revistas. Será un viaje largo.
El motor está encendido, la ruta clara y la droga en su lugar. Falta uno de ellos. No pueden esperar más o la vuelta se les vendría abajo. Tienen sus dudas, nunca nadie falta.
Huelen el peligro, la policía está cerca. Abandonan la embarcación y logran huir. Será para la próxima…
La policía llegó al lugar y también fue en la madrugada. Sólo un par de horas y lo sabríamos todo. Aparecerán nuevos héroes y con ellos “sus estrategias”…
Será sólo cuestión de retroceder la cinta y volver a ver la misma película, mientras tanto, algunos seguirán creando historias de submarinos como hace algunas décadas atrás, lo hiciera un famoso cuarteto musical de Liverpool.<


+ NOTICIAS

LA PRESA POZA HONDA

Milton Bowen Rivera | 04:00 C omo manabita de corazón nacido en Portoviejo, me place saber que a una hora de la capital Portoviejo, fundada por el capitán español Francisco Pacheco el 12 de marzo de 1535, se encuentra la conocida presa Poza Honda, que por muchos años nos ha dotado del líquido vital de la vida en la zona central de la provincia de Manabí, y que se ha convertido en un atractivo turístico.

CRÓNICAS DE NOÉ ANTES DEL DILUVIO 

Bernardo Avellán Vélez | 04:00 Era el año 84 de la vida de Noé, y Enós el nieto de Adán había muerto a la edad de 905 años. Cuando el patriarca Noé contaba con 179 años de su vida, Cainán el hijo de Enós, murió, y todos sus días fueron 910 años. Así nos relata el libro judío de Jaser sobre la historiología de los patriarcas bíblicos, en remembranza de los primeros padres de la humanidad.

EL CANTOR DEL PUEBLO

Libertad Regalado E. | 04:00 E n 1940, en una casita de caña, en el sitio Dos Bocas, donde se unen el río Guineal que viene de las montañas de Noboa y el río Calvo que baja de la montaña de Jaboncillo y forman el Río Puca, nació Zoilo Agustín Mieles Mieles, a quien lo conocen como “Zoimieles” Estudió tres años en la escuela Joaquín Olmedo, creada en el año 1905, y el cuarto grado lo hizo de forma particular, ya que en la escuela no pudo seguir estudiando. Recuerda haber aprendido de memoria el libro “Semillitas”.

Inapropiada forma de financiar a Solca

EDITORIAL EL DIARIO | 04:00 L uego de años de abolición, justamente por parte del presidente Rafael Correa, vuelve un impuesto sobre los créditos para financiar a la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer (Solca), y otros entes que combaten el mal.

Carne y uña

Freddy Solórzano | 03:00 Carlos no se atreve visitar al amigo que nació pobre, como él, pero luego hizo dinero, mucho, y ahora tiene una empresa. Es, lo que se dice, un hombre de éxito.

Recordaciones de noviembre

Alfonso Delgado González | 03:00 Faltan 2 días para que termine octubre, mes de trascendencia en el calendario histórico, ya que durante el mismo se recordaron fechas de gran importancia como lo fue el 9 de Octubre de 1820, que marcó la independencia de Guayaquil, lo que constituyó el inicio de la transformación política del Ecuador y que culminara 19 meses después con el decisorio triunfo dirigido por Antonio José de Sucre, en la Batalla del Pichincha del 24 de Mayo de 1822. Como se recordará, a los pocos días del movimiento libertario guayaquileño es Manabí la que se suma a esa independencia a través de Jipijapa, Montecristi y Portoviejo.

Las gestiones del alcalde

Irina Bowen | 03:00 S in duda alguna, administrar un Municipio no es tarea fácil, más aún cuando las cosas no quedan en orden para continuar con un trabajo organizado.

Mensaje directo al crimen organizado

EDITORIAL | 03:00 L a rápida y efectiva reacción que las fuerzas del orden nacionales dieran en el caso del asalto a los blindados en la Amazonía ecuatoriana, capturando a dos de los supuestos delincuentes e identificando a otros diez, es una advertencia directa a los mafiosos.

Celebración de fechas de fundaciones

Solón Pinoargote Sánchez | 04:00 A l amable lector del presente comentario, desde ya le pido las disculpas del caso, toda vez que la materia a tratar a lo mejor para unos puede construir una herejía que no tiene nombre; pero, así pensamos y yo jamás me guardo nada. En todo caso, era un tema que desde hace mucho tiempo atrás quería socializarlo pero no me atrevía hasta ahora, que me decidí al ver el pragmatismo y la frescura con la que se escribe cuando un pueblo conmemora año de fundación. Y sobre todo la alegría desbordante con la que se lo celebra, cuando lo sensato y lo que en verdad deberíamos recordar es la pena que nos causa este capítulo negro de la historia incásica, debido al atropello y a la masacre más grande ocurrida a nuestros nativos en aquella época por estos lares del mundo, por ser un acto de barbarie protagonizado por delincuentes españoles de última calaña, que, salidos de la cárcel, las autoridades españolas de la época decidieron liberarlos para que se vayan a morir y darle a su vez gusto al genovés conquistador, Colón.