Martes 16 Septiembre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 4 minutos

Relator de la ONU pide enfrentar la discriminación racial en el deporte

Lunes 18 Junio 2012 | 10:35

El relator especial de la ONU sobre formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia e intolerancia, Mutuma Ruteere, instó a los Gobiernos y a las federaciones deportivas a combatir la presencia de grupos racistas en los grandes eventos deportivos de este año.

En su informe ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el relator se refirió así a los Juegos Olímpicos de Londres y a la Eurocopa de fútbol y consideró necesario que durante estos grandes acontecimientos deportivos se tomen medidas para evitar actos de violencia racial o de incitación al odio.
Asimismo, Ruteere apoyó el uso de un manual durante estos eventos que permita identificar los símbolos empleados por los aficionados deportivos, incluyendo aquellos de los grupos neo-nazis.
En su discurso de apertura de la 20 sesión ordinaria del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, también denunció hoy "la alarmante recurrencia de incidentes de racismo, discriminación racial y xenofobia en una serie de países europeos".
En su discurso, Pillay aludió de manera específica a las manifestaciones racistas que se han producido "en el contexto de competiciones futbolísticas", como la Eurocopa de fútbol que actualmente se disputa en Polonia y Ucrania.
El informe del relator sobre racismo también muestra la preocupación de Ruteere por el ascenso de partidos políticos extremistas y por una mayor incidencia del racismo como consecuencia de la crisis económica.
"En algunos países los aspectos financieros de la crisis han reavivado viejos estereotipos negativos y prejuicios raciales contra minorías, como por ejemplo los gitanos", denunció el relator.
Ruteere lamentó que en ciertas regiones "el miedo y el descontento ocasionados por los problemas económicos y sociales como el empobrecimiento, el desempleo o los recortes en servicios sociales se han traducido en votos en favor de partidos políticos extremistas, incluyendo aquellos con programas racistas y xenófobos".
El relator admitió que en varios países se tomaron medidas para dejar de reclutar a policías vinculados a grupos de extrema derecha, aunque lamentó que por otro lado los crímenes cometidos por individuos relacionados con partidos extremistas "a veces se sancionan con sentencias muy débiles".