Actualizado hace: 10 horas 42 minutos
Siempre habrá luz en las sombras
Siempre habrá luz en las sombras
Por: Miguel Sacoto Guillem

Martes 31 Enero 2012 | 00:00

Los médicos a diario estamos sometidos a ser escrutados por la sociedad en que nos desenvolvemos profesionalmente; sabemos interiormente que nuestra vocación no puede ser quebrantada por el cansancio, tenemos que permanecer siempre despiertos al llamado de nuestros pacientes.

A veces estamos ante situaciones que la enfermedad de un paciente nos llama hacer un balance entre la vida o la derrota de la muerte. Luchamos por lograr rescatar al ser enfermo de sus dolencias, sacarlo del túnel de la desesperanza y brindarle una linterna para que continúe en el camino de la vida. Pero  hay situaciones en que la esperanza se ve cubierta por gruesos nubarrones, que es tan difícil que llegue la iluminación para que la despoje. Hoy, que mi vida marcha hacia el ocaso, entiendo más que ayer que viviremos los médicos salpicados por la injusticia, por el insulto trivial, por la amenaza del cobarde que acecha en las noches. Por el que no tiene reparo al insulto, con un lenguaje callejero.
De todo un panfleto de insultos han sido víctimas dos distinguidos jóvenes médicos, los doctores  Miguel Sacoto Mazzini y Gleinner Cañarte Bermúdez; los colegas salieron fuera de su tierra natal a prepararse para servir mejor a sus pacientes, sus conocimientos científicos están protegidos por una aureola de profunda humanidad que se les ha dado sus pacientes que guardan una gratitud humana. 
No es justo que los medios de comunicación y las autoridades se hagan eco de reclamos que por desconocimiento lo maquillan de mentiras; es necesario escuchar a los médicos tratantes para que ellos den una explicación científica, para que no se siga abonando una ira convertida en calumnia y sobre todo morbosa, como mecanismo de defensa. 

Cuando los médicos ya no podemos hacer absolutamente nada, por más que quisiéramos salvar la vida de nuestros pacientes, nos sentimos impotentes ante toda realidad científica y humana. Sin embargo, arrastramos la condena de no poder apartar la muerte. En la vida todo es relativo, nada es absoluto, excepto la muerte; así lo expresaba Benjamin Franklin. 

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: