Actualizado hace: 13 minutos
DEBATE
La obra de Eloy Alfaro, vigente un siglo después

La obra de Eloy Alfaro trasciende cien años después de la muerte de su gestor.

Viernes 27 Enero 2012 | 00:00


"La Revolución Liberal Radical transformó de manera profunda las condiciones políticas, sociales y culturales del Ecuador", señala la cartilla "Memorias de la Revolución Alfarista", editada por el Centro Cívico Ciudad Alfaro.
El historiador Enrique Ayala Mora establece la diferencia entre liberales y radicales. Los primeros proponían la libertad de conciencia, la separación de la iglesia y el Estado, mayor flexibilidad en la economía, entre otros.
Los radicales, en cambio, fueron sectores liberales que planteaban un componente agrario al cambio social, sus posturas eran menos complacientes en la relación iglesia-Estado, y tenían una agenda social.
Tal vez la mayor obra alfarista fue la construcción del ferrocarril para fortalecer la unidad nacional. Buena parte de ese tren desapareció con la construcción de carreteras, pero el medio de transporte aún cubre algunas rutas en el país.
La ampliación de la red del telégrafo supuso un adelanto en las telecomunicaciones. Actualmente este sistema ha sido desplazado por el teléfono y el internet.
Alfaro planteó una política de protección de la producción nacional y artesanal, respaldó a los artesanos y dictó leyes favorables a los indígenas.
Con la separación de la Iglesia Católica del Estado se quitó el poder que el clero ejercía en las decisiones nacionales. Esto llevó a la expansión del sistema educativo con la creación de planteles laicos. También se creó el Registro Civil, se incorporó a la mujer a las instituciones públicas, se crearon los normales para la formación de maestros.
Alberto Acosta, ex presidente de la Asamblea Constituyente, aseguró que Alfaro fue un liberal pero nunca habría sido un neoliberal. "Tenía muy claro que había que abrirse al mercado mundial pero estableció políticas de protección a la industria nacional", dijo.
También, destacó, se jugó por la integración regional. Peleó en Centroamérica, Colombia, Venezuela y otros países; incluso intercedió para la liberación de Cuba.
Rodrigo Borja, expresidente de la República, destacó que “Alfaro fue extraordinario, creó la educación pública obligatoria laica, separó a la iglesia del Estado, estableció el matrimonio civil y el divorcio, nacionalizó las tierras de la iglesia, estableció jornadas de trabajo, creo indemnizaciones por accidente laborales, y  muchas cosas más”.

 FRUSTRACIÓn. Ayala Mora señaló que en el proyecto de la revolución radical habían algunos temas que Alfaro impulsó y no pudo cumplir.
Uno fue el proyecto industrialista para llevar adelante el desarrollo de la manufactura del país. El otro fue el proyecto agrario pues tuvo una idea general de hacer una reforma a favor de los campesinos, pero en realidad hizo muy poco por el agro, aparte de “un par de decretos” con los que alivianó un poco las condiciones del concertaje. Según Ayala, Eloy Alfaro no fue un agrarista radical.
Las tres fuentes concuerdan en que la revolución alfarista es la única que se ha dado en el país. <

 

Gobierno: "los objetivos siguen vigentes"

El gobierno asegura que los objetivos por los que luchó Eloy Alfaro siguen vigentes. Por eso mantienen la intención de rescatar la dimensión de la revolución alfarista y reescribir la historia de la muerte del Viejo Luchador, atribuyéndosela a quienes consideran que fueron los que propiciaron su asesinato.
La secretaria de Pueblos, Rosa Mirella Cárdenas, aseguró que el gobierno actual recoge los preceptos y los objetivos de Alfaro en la mejora de la educación, la justicia social, la lucha contra la pobreza, entre otros puntos.
La ministra de Patrimonio, María Fernanda Espinoza, manifestó en una entrevista de televisión que “es un derecho y un deber ciudadano recordar nuestra historia, tener claro quiénes son nuestros héroes, quiénes somos nosotros, y esa es la voluntad del gobierno nacional”.
Por ello, añadió, las instituciones que conforman la Comisión Nacional por la Hoguera Bárbara han organizado varias actividades que empezarán mañana, sábado, en Montecristi y Quito para recordar los cien años del asesinato de Alfaro. Las actividades se mantendrán durante todo el año, según han anunciado los organizadores.
Ayer, en Quito, se presentó la obra teatral "Una maestra y un ferrocarrilero", del dramaturgo quiteño Peky Andino.
Esta puesta en escena está acompañada de una exposición fotográfica y de archivos históricos del “Viejo Luchador”. La exposición está disponible en los parques Julio Andrade, El Ejido y en la plaza Eloy Alfaro.
 

 

120 eventos ha organizado el gobierno para este año. <

 

14 representaciones internacionales estarán mañana en Montecristi.<

 

2 eventos se llevarán a cabo mañana en Portoviejo. <

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala