Actualizado hace: 24 minutos
CELULARES
Operadoras tendrán que regirse a un mismo cobro

Después del anuncio presidencial de que habría reajustes al servicio que ofrecen las operadoras móviles en el país, la Superintendencia de Telecomunicaciones ya alista medidas de control.

Jueves 19 Enero 2012 | 00:00

Ronald Aroca, delegado en Manabí de la Superintendencia de Telecomunicaciones, recordó que a partir del 2 de febrero las recargas a celulares no caducarán, fecha en que las operadoras tienen que presentar sus plataformas. Es que uno de esos cambios justamente es la abolición de la caducidad en el servicio de las recargas de teléfonos prepago, pues según aclaró Aroca, en los planes tiene que haber acumulación de manera automática.  Aunque explicó que sí en 90 días el usuario no activa la línea, se pierde el dinero; sin embargo, en esos tres meses puede activarse la línea con una llamada o un mensaje. Por otro lado, si una persona compra una recarga de 10 dólares y la operadora le entrega 30 por la promoción 3x1, ésta se reserva el derecho de establecer un límite de tiempo para el consumo de la promoción, los 20 dólares.
 
Control.  Representantes de las empresas operadoras se reunirán con las autoridades de la Supertel este jueves, pues quedan temas pendientes por tratar. Mientras tanto, aseveró que el Consejo Nacional de Telecomunicaciones es el organismo regulador; no obstante, la delegación de la Supertel realizará pruebas y controlará la calidad del servicio, para que las tarifas se cumplan.
 
SATISFACCIÓN.
Mientras tanto, hay beneplácito entre los ecuatorianos. Jéssica Brunner exclamó que esta abolición de la caducidad de la recarga es una decisión excelente, ya que “era un error de que lo pagado se consumía en tres días, de manera rápida y perjudicando a quien tiene que hacer llamadas permanentemente; entonces, hay que poner recargas a cada rato”. Tony Touma expresó que desde hace tiempo venía aspirando esta situación, hasta que sucedió.
 
CARGOS. La telefónica Conecel (Claro) señaló que el cargo de interconexión que paga esta empresa “es desproporcionadamente desigual en comparación al de otras operadoras móviles”, desde junio de 2009”, a propósito de las últimas medidas adoptadas por las autoridades de telecomunicaciones.  En la actualidad, Claro le paga $0,0639 a Movistar por cargo de interconexión por cada minuto, mientras que Movistar solo debe pagar $0,04997 a Conecel. Respecto a Alegro, Conecel le paga $0,0915 por cargos de interconexión, mientras que Alegro le paga a Conecel $0,04997, señaló en un comunicado.
 
Móviles superan en 8% al total de población 
Fabián Jaramillo, superintendente de Telecomunicaciones, señaló que en Ecuador existen 15 millones de dispositivos móviles, es decir que esto supera en 8% a la población total. A pesar de esto, el funcionario explicó que existe una mala distribución en el país.
Jaramillo, en entrevista realizada en RTU, se refirió a los últimos cambios realizados en materia de telecomunicaciones y recordó que todo se ha realizado obedeciendo a la alta demanda que existe en temas como dispositivos móviles.
Indicó que en Ecuador existen 15 millones de dispositivos móviles o celulares. Esto significa un 8% más de lo que existe de población en todo el territorio nacional. “Es decir que existe una amplia penetración”, dijo.
No obstante, aclaró que esto no significa que el acceso sea total en el país, pues aseguró que hay sectores donde todavía no llega el celular, mientras que en zonas urbanas por ejemplo, hay personas que tienen dos y hasta tres celulares.
Mencionó que con todos estos elementos se debe trabajar, aunque aclaró que ahora una de las principales tareas del Ministerio de Telecomunicaciones es precautelar la seguridad y los derechos de los clientes. Asimismo, mencionó que siguen en los proyectos de conectividad en otras áreas y afirma que el balance es positivo. “Se tiene que ir venciendo las dificultades que existe”, concluyó el Ministro de Telecomunicaciones.<

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala