Actualizado hace: 29 minutos
PRIMEROS AUXILIOS.
Reanimación para salvar vidas

El masaje cardiaco es una de las acciones de primeros auxilios que puede salvar muchas vidas si se aplica de manera correcta.

Jueves 19 Enero 2012 | 00:00



Ciro Farfán, paramédico del Cuerpo de Bomberos, explica que lo primero que se debe realizar antes de aplicar el masaje cardiaco es tener presente que la persona no tenga pulso, después de haber confirmado esto, se debe proceder a la reanimación.

¿cómo realizarlo? El masaje cardiaco consiste en comprimir el tórax, de forma que la sangre que se encuentra en el corazón sea expulsada hacia los vasos sanguíneos.
Lo primero que se debe hacer es acostar a la víctima boca arriba, sobre una superficie dura, luego  descubrir el tórax.
Se deben realizar primero 2 insuflaciones (soplos de aire) mediante el boca a boca, para oxigenar la sangre.
Luego identificar el esternón en el pecho (hueso largo y plano al que están unidas las costillas, y detrás del cual se halla el corazón). 
Colocar las manos una sobre otra en la mitad inferior del esternón; extender los brazos verticalmente para transmitir el peso del cuerpo sobre el esternón.
Aplicar 30 compresiones fuertes y rápidas, luego volver a realizar 2 insuflaciones mediante el boca a boca.
Después de repetir cada serie de 30 compresiones, y 2 insuflaciones  se debe tomar el pulso en la base del cuello.
Cuando reaparezca el pulso, se debe suspender el masaje cardiaco y proseguir con el boca a boca, hasta que la víctima recupere la respiración espontánea normal.
Finalmente, cuando haya vuelto el pulso y la respiración normal, se debe colocar al paciente en una posición lateral de seguridad.

MASAJE SEGÚN LA EDAD.Por otro lado, Farfán explica que la reanimación se realiza de acuerdo a las edades, es así que para los niños se efectúa solo con una mano, y para los lactantes la reanimación se realiza solo con los dedos, siguiendo el mismo procedimiento.<

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala